BLOG
13/12/2018 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Hoy el protagonista es el BCE

Hoy el protagonista es el BCE

¿Y si de golpe se encontrase una solución para todas las amenazas que siguen cubriendo los mercados? La verdad es que sería mucho pedir lo de arreglar tanto en tan poco tiempo, pero la posibilidad siempre está ahí, y al menos existe la esperanza de que poco a poco se vayan limando algunas de las muchas diferencias que quedan abiertas en todo el mundo.

Quitando la inmensa capacidad con que cuenta la Reserva Federal para determinar el camino de los inversores, el protagonismo en estos momentos es para el BCE, que hoy debe decidir si cumple con lo previsto, es decir, si da carpetazo al QE a partir de enero. Esto acompañado previsiblemente de un mensaje más suavizado sobre la futura política monetaria, dado que todo lo que sea salirse de lo que el mercado puede aceptar es un peligro para unas bolsas ya castigadas de por sí.

Ese castigo viene en estos momentos sobre todo de Italia y el Reino Unido y ayer hubo novedades recogidas positivamente de ambos. Por lo que le toca a Italia, el Gobierno podría haber acordado con la Comisión Europea reducir el objetivo de déficit a cerca del 2%, poca diferencia respecto al inicial, pero suficiente para representar un mensaje de conciliación. Y en las islas británicas match-ball salvado por Theresa May, que a cambio de su defunción política programada, tiene vía libre para intentar sacarle algo más a una Europa decidida a mantener el proyecto comunitario a costa de quien sea.

Nada de esto (entendido esto como unas caídas demasiado elevadas para obviarlas) habría sido posible sin las tensiones comerciales, también estas en un punto de mejora. La noticia que ha permitido ahora esa mejora del sentimiento es la posibilidad muy cierta de que China consienta la entrada de compañías extranjeras en su sector tecnológico, considerado estratégico tanto por chinos como por estadounidenses. De cumplirse esto, supondría un enorme paso para poder ir olvidando el amago de guerra comercial que ya ha restado décimas de crecimiento en múltiples países.

En último lugar, aunque en realidad deba estar entre los primeros, los datos de inflación de EE.UU. correspondientes a noviembre dejan una lectura complicada, no porque el IPC general haya descendido, que cuadra con el desplome del precio del petróleo, sino porque el subyacente ha subido una décima, demostrando que el dinamismo de la actividad norteamericana sigue presente. Y el problema entonces para la Reserva Federal, a quien no le viene precisamente bien ahora que la inflación se ponga a empujar.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com