BLOG
11/07/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Hola, me llamo Espirito Santo

Buenos días.

Hola, me llamo Espirito Santo y tengo y genero problemas, si no internos, al menos de imagen. El efecto arrastre de la bolsa quedó demostrado con toda su furia durante la sesión de ayer, una de esas que sin duda hay que catalogar como «para olvidar», puesto que no sólo todas las bolsas pagaron el pato de la entidad portuguesa, también los mercados de deuda sufrieron las consecuencias del nerviosismo.

En cosa de un mes el valor bursátil del banco luso ha caído a la mitad, pero no fue hasta estar cayendo ayer un 17% que el regulador se decidió a suspenderlo de cotización para parar la sangría, pero tanta espera va a hacer más difícil quitar la mancha, evitar rumores de impago y por encima de todo, restaurar la confianza en el Espírito Santo. No es la primera vez que lo escribimos aquí ni será la última, eso seguro, pero ya que el sector bancario provocó la corrección que provocó en Europa, los datos de producción industrial de Francia e Italia correspondientes a mayo no hicieron más que echar gasolina al fuego, generando encima algunas dudas sobre la recuperación económica continental. Siempre nos quedarán el BCE y Súper Mario.

EEUU lógicamente sufrió la tensión bancaria de Europa aunque con menor violencia. Lo positivo fueron los indicadores económicos, con los subsidios semanales de desempleo confirmando la buena tendencia del mercado laboral y la subida de los inventarios dando a entender que las empresas se están preparando para un repunte de la actividad.

Y España. El FMI vuelve a (lo llamaremos) revisar las previsiones de crecimiento hasta el 1,2% este año y el 1,6% el que viene, y no ceja en su empeño de recomendar otra subida del IVA o una rebaja en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Buen fin de semana.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

 

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com