BLOG
25/02/2022 AUTOR: Salomé Bouzas Morning meeting

Biden evita la caída de las bolsas en EE.UU.

Buenos días, por decir algo, porque la situación en Europa del Este es dramática desde el punto de vista humano. Pero como siempre, los mercados viven en una realidad paralela donde “cuanto peor, mejor”. En el plano geopolítico, en el que no quiero detenerme mucho por imprevisible, Putin desafió todos los acuerdos de derecho internacional, pues mientras todos pensábamos que su intención iba a ser anexionar los territorios de Donetsk y Lugansk, tal y como hizo con Crimea, parece que sus motivaciones van más allá. El ejército ruso ya está en las afueras de Kiev mientras Ucrania pide ayuda internacional, solicitud respondida con una importante batería de sanciones económicas a Rusia entre las que se incluyen el corte al acceso al dólar, euro, libra y yenes. No obstante, parece que mientras el oro y el yuan queden fuera de esta lista, Moscú sigue teniendo abiertas suficientes vías de financiación.

Si bien la respuesta de los mercados europeos, incluso desde antes de que abriese la sesión de ayer, vía futuros, era fuertemente negativa, no fue así en Estados Unidos. Allí, las bolsas recogían con subidas las palabras del presidente Joe Biden, en las que anunciaba las distintas medidas establecidas en contra del gobierno ruso, compañías y determinadas personas del país. También las expectativas de subidas de tipos se moderaban, aunque la invasión de Ucrania no creemos que tenga consecuencias importantes en la economía, los precios y el mercado laboral americano, lo cual alentaba fuertemente a los valores tecnológicos, muy penalizados ya en lo que llevamos de año. También el dólar se apreció, jugando su tradicional papel como activo refugio, provocando que el resultado del Nasdaq Composite en euros superase ayer el +4,5%. Ayer Víctor Álvarez nos enseñaba unos gráficos bajo el mensaje “buy the invasion”, pero hoy podríamos cambiarlo por “Biden-vasion”.

En el mercado de renta fija, la duración, ese componente tan denostado últimamente por los inversores de forma lógica en un entorno de subida de tipos, también tenía un comportamiento positivo al refugiarse muchos inversores en la seguridad de la deuda pública, provocando así una caída de las rentabilidades exigidas y la consiguiente subida en precios, llegando el bono americano a perder más de diez puntos.

A partir de aquí tendremos que estar muy atentos a cómo evoluciona este conflicto, pues la geopolítica es tan impredecible que a menudo se dice que “no se puede gestionar”. No obstante, la mejor defensa es haber considerado previamente todos los escenarios, de forma que si sucede lo que nadie pensaba que sucedería, tengamos activos que actúen de red de seguridad. La sobrerreacción siempre suele ser mala compañera de viaje.

Buen fin de semana.

Mª Salomé Bouzas Romero
Analista

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com