BLOG
14/06/2021 AUTOR: Jorge González Morning meeting

La reunión de la Fed centrará todas las miradas

Los tipos de interés y la inflación parecían seguir dominando la confianza de los inversores durante la semana pasada. La rentabilidad de la deuda pública estadounidense y alemana a diez años disminuyó durante la mayor parte de la semana, aparentemente empujada por las recientes garantías de los responsables de las políticas de la Reserva Federal de que mantendrían la política monetaria muy acomodaticia durante “algún tiempo” y que el reciente repunte de la inflación resultaría temporal, así como de la reunión del BCE.

Una brusca disminución de las tasas de rentabilidad de los bonos a más largo plazo pareció ayudar a impulsar el S&P 500 a un nuevo récord en una semana marcada por la disminución del volumen de operaciones ante la cercanía del verano. La caída de las rentabilidades exigidas a las principales referencias favoreció a las acciones de crecimiento al reducir el descuento implícito sobre los beneficios futuros, al tiempo que pesaba sobre los valores financieros que ven amenazados los márgenes de crédito. Por su parte, las empresas de pequeña capitalización vuelven a rendir por encima de sus hermanas mayores.

Pero todo puede cambiar de manera muy rápida. La reunión de este martes y miércoles de la Reserva Federal, aunque no se espera que reduzca su apoyo a la economía hasta que constate mejoras en materia de empleo, podría marcar el devenir de los mercados durante todo el verano. Podríamos ver un anuncio del inicio de la retirada de estímulos por parte del organismo monetario, aunque es más probable que se esperen hasta la convención de Jackson Hole, que volverá a ser presencial tras el año pasado y se celebrará entre el 26 y el 28 de agosto.

Sin embargo, las expectativas de inflación a más largo plazo parecen estar contenidas, lo que ayudaría a esperar aún un poco más para que la Reserva Federal no sea muy agresiva. De hecho, la encuesta de la Universidad de Michigan sobre la confianza de los consumidores, publicada el viernes, mostró que los estadounidenses esperaban que los precios aumentaran un 4% en el año en curso, frente a la lectura del mes anterior del 4,6%.

Por su parte, muchos analistas creen que el banco central de China va mantener condiciones financieras estables antes de las celebraciones del centenario del Partido Comunista del 1 de julio. Los nuevos préstamos de los bancos en moneda local crecieron 1.500 millones, un poco más que en abril, según datos de crédito de mayo publicados por el banco central.

De cara a la semana entrante, la reunión de la Fed centrará todas las miradas. No obstante, las negociaciones entre republicanos y demócratas estadounidenses sobre nuevos estímulos y los presupuestos del año que viene podrían robarle algo el protagonismo. Además, la variante Delta puede provocar nuevas medidas restrictivas en Europa y provocar algo de volatilidad.

Buena semana.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com