BLOG
20/01/2022 AUTOR: Víctor Álvarez Morning meeting

La rentabilidad del bono alemán a diez años entró en terreno positivo

Ayer tuvimos otra sesión no apta para cardíacos, en la que los índices protagonizaron idas y venidas para acabar cerrando holgadamente en los mínimos del día. Algunos como el Nasdaq han entrado oficialmente en corrección técnica, al haber caído más del 10% desde los máximos de noviembre. Estamos poco acostumbrados a las correcciones, menos aún si se producen con enormes divergencias como las que estamos viviendo. Un buen ejemplo es el ETF de innovación de ARK, gestionado por Cathie Wood, que tanta fama cogió por su buen hacer durante 2020:

 

 

Me imagino a Cathie mirando a todos aquellos que se aterrorizan por esta corrección técnica del Nasdaq y diciendo: «First time?». Como James Franco en La Balada de Buster Scruggs cuando están a punto de colgarlo en la horca. Desde luego no parece que 2022 vaya a ser un camino de rosas.

Aunque no hubo grandes referencias macroeconómicas, salvo el IPC de Alemania e Irlanda (5,3 y 5,5%, respectivamente), sí tuvimos un hito bastante relevante: la rentabilidad del bono alemán a diez años entró en terreno positivo por vez primera desde mediados de 2019 y abre de nuevo la puerta a la era de los tipos positivos. Esto, al igual que tener el bono estadounidense en el 1,85%, no debería ser un problema para la renta variable porque esta normalización es positiva para la economía y todavía estamos lejos de tener unos tipos reales positivos. El problema, como siempre, es la velocidad a la que se produce el ajuste. El mercado no suele digerir bien los cambios bruscos.

Mientras tanto, China ha intensificado sus esfuerzos de flexibilización monetaria mediante la reducción de una serie de tipos de interés y referencias de préstamo. El tipo de interés para préstamos a un año se redujo 10 puntos básicos, hasta el 3,70%, y a cinco años 5 puntos básicos, hasta el 4,60%. Las autoridades chinas esperan que con estas medidas repunte el crecimiento total del crédito. Ya vimos a un Xi Jinping llamando la atención al resto del mundo por los riesgos que afronta la economía global en el foro de Davos. De hecho, lanzaba una advertencia: si las principales economías frenan bruscamente o dan un giro de 180 grados a sus políticas monetarias para hacer frente a la aceleración de la inflación, la medida podría tener graves consecuencias para los países emergentes, como ya sucedió en 2013. Por lo que abogaba por mayor cooperación entre regiones y por el multilateralismo. Curioso que sea China la que hable de cooperación, ¿tanto miedo tienen a la reducción de estímulos?

Y ya, por último, la temporada de resultados empresariales sigue su curso y ayer presentaron empresas del calado de ASML Holding, Morgan Stanley o Procter & Gamble, entre otras. Cifras y perspectivas positivas para las tres, en especial destaca el comentario del CEO de ASML: «La demanda de nuestros sistemas es superior a nuestra capacidad de producción». La industria de semiconductores está dejando de ser cíclica.

Feliz jueves.

Víctor Álvarez Sanz
Analista

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com