BLOG
31/05/2013 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Malos datos macroeconómicos en EEUU se interpretan con una sonrisa

Buenos días.

Desde el inicio de la crisis financiera varios han sido los pilares de los mercados financieros que han sufrido una variación que nadie nunca hubiera imaginado. Y en las últimas semanas está cogiendo forma otra de estas nuevas tendencias, y ésta no es ni más ni menos que la de leer completamente al revés los indicadores económicos. Desde que en el seno de la Fed empezaran a brotar los mensajes cruzados y ambiguos sobre la vigencia del programa de compra de activos QE3, el nerviosismo ha llevado a los inversores han cambiar sus pautas de conducta, con lo que la preocupación ahora no es tanto la recuperación de la primera potencia económica como el mantenimiento de las medidas de estímulo de la Reserva Federal.

Para ilustrarlo: las ventas pendientes de viviendas, las peticiones semanales de subsidios de desempleo y ¡el PIB! 1T13, publicados ayer, salieron por debajo de las expectativas y la reacción de los mercados fue alcista, es decir, que malos datos macroeconómicos en EEUU se interpretan con una sonrisa puesto que suponen un argumento menos para que la Fed dé por finalizado el QE3.

Mientras en Europa … las cosas siguen igual. La recesión campa a sus anchas por el continente (sólo Alemania aguanta en pie) y por ello Merkel y Hollande han visto necesario acelerar la creación de la Unión Bancaria y el fomento del empleo juvenil; ahora habrá que esperar a que esto se cumpla y la correspondiente contrapartida.

Y también siguen igual las cosas para España. Berlín y Bruselas han tardado un día en exigir al Gobierno la puesta en marcha de las recomendaciones de la CE, que recordemos hacen referencia a dotar de mayor flexibilidad al mercado laboral, modificar determinados tributos y el sistema de pensiones, y la tan ansiada reforma de la Administración Local. Por otro lado, el INE confirmó que la contracción de la actividad económica frenó su caída durante el primer trimestre del año, lo contrario del IPC, que aumentó unas décimas hasta el 1,7%.

Para terminar por hoy y puesto que hemos abierto hablando de novedades, dos más: I) A partir del tres de junio, la prestigiosa The Economist entra a formar parte de las agencias de calificación crediticia, por lo que a partir de ahora, además de emitir sonoros veredictos en sus publicaciones, también tendrá la capacidad legal de poner nota; II) Desde 2014, Bélgica acogerá un museo del capitalismo, el primer espacio dedicado al análisis del mismo durante el último siglo.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Gestión de Carteras

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com