BLOG
29/11/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Los beneficios de las compañías propician apostar por los activos de riesgo

Los beneficios de las compañías propician apostar por los activos de riesgo

Existen, hablando en términos de mercado, claras diferencias entre lanzar un misil en agosto y realizarlo en plena ebullición de noviembre. La vuelta de Kim III a la escena internacional debe haberle resultado frustrante por cuanto el interés hoy por hoy está en otros asuntos en los que la Corea comunista pinta poco. De ahí que Wall Street volviera a marcar ayer un nuevo triple máximo.

Quitando que el entorno económico y que los beneficios de las compañías propician, en consonancia con un mundo de liquidez excesiva, apostar por los activos de riesgo, las subidas de ayer tienen su origen en el futuro presidente de la Reserva Federal. No se espera de Jerome Powell que altere los planes respecto a la política de tipos del banco central, pero sí que sus primeras declaraciones, mostrando abiertamente su postura relativamente laxa en asuntos de regulación bancaria, son lo que los inversores necesitan para dar rienda suelta a sus emociones.

No hay que olvidar que mañana jueves tienen lugar un par de hitos que también pueden ayudar a impulsar las subidas de la bolsa. Por un lado tendremos la reunión de la OPEP, que salvo sorpresa, nos venderá el recorte de producción como necesario para un mundo inundado de petróleo. Pero lo que de verdad nos tiene que importar es la actividad de los senadores de EEUU, que podrían aprobar al fin una reforma fiscal. No parece que será la de Trump, pero es tan necesario para los republicanos poder presentar la aprobación de una sola medida de calado que todo apunta a que así será.

Ayuda también, por qué no decirlo, la supuesta predisposición del Reino Unido a subir el acuerdo de divorcio con la Unión Europea hasta los 50.000 millones de libras, si bien la poca seriedad que ha mostrado el Ejecutivo británico hasta la fecha invita más bien a la prudencia. Suerte para la Europa continental que los ciudadanos de a pie siguen al margen de las guerras políticas, como bien demuestra la confianza de los consumidores alemanes Gfk, que se sigue manteniendo en máximos.

Ese comportamiento no es patrimonio exclusivo del Viejo Continente, pues también los consumidores estadounidenses tienen una visión cada día más favorable sobre el futuro, con los indicadores rompiendo nuevos máximos. El estado de la construcción es imprescindible para esta sensación de fortaleza, por lo que se entiende a la perfección que el precio de la vivienda Case Shiller subiera otro poquito más en septiembre, reforzando esa idea de que el sector sigue siendo un soporte sólido.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com