BLOG
15/04/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

La tensión en Ucrania sigue creciendo con el paso del tiempo

Buenos días.

La tensión en Ucrania sigue creciendo con el paso del tiempo, lo que sin embargo no ha tenido un peso suficiente en el comportamiento de los mercados, con unos inversores más atentos a las buenas noticias salidas desde EEUU que a la probabilidad creciente de conflicto entre las dos ucranias.

Empezando por esto último, el final del ultimátum aún no ha tenido efecto y ya son muchas las posiciones del este del país bajo control de los supuestos milicianos prorrusos. Ni siquiera el aislamiento internacional de Rusia en un asunto tan delicado ha frenado al Kremlin, al que Obama sigue pidiendo que mantenga la integridad territorial de Ucrania, mientras el gobierno de Kiev pide apoyo a la ONU para restablecer el control en su propio territorio. Con esto, la idea de ampliar el número de ciudadanos rusos afectados por las sanciones de Occidente, e incluso la idea de endurecerlas, afectando al ámbito económico, es una probabilidad real. Pero la pregunta que queda es quién pierde más. ¿Un país como Rusia muy dependiente de las exportaciones de gas a Europa y que en caso de conflicto sufriría una fuga masiva de capitales, o una Europa muy dependiente del gas ruso (según dónde miremos obviamente) que no puede permitirse jugar con la debilidad económica? Y en todo esto, especialmente en lo que concierne a Europa, EEUU tiene mucho que decir.

Lo dicho anteriormente, si durante toda la mañana fue Ucrania el tema central del día financiero, el despertar en la orilla oriental atlántica cambió el rumbo de los mercados. El buen tono de la economía norteamericana, que ya de paso confirma la recuperación tras el mal inicio del año por culpa del mal tiempo, recibe una nueva confirmación con la publicación de las ventas minoristas de marzo, que subieron un 1,1%, tres décimas más de lo esperado y que supone la mejor lectura en el último año y medio. Los resultados del 4T13 de Citi fueron el otro punto de soporte, dado que la entidad financiera de EEUU batió las expectativas de los analistas en términos de beneficio.

También en Europa hubo novedades, en materia de BCE en este caso. El representante francés en el organismo, Christian Noyer, dejó un mensaje que se podría interpretar como de paloma monetaria, esto es, favorable a una intervención del banco central para frenar la “extraña” fortaleza del euro, la cual podría ir en contra de la tan deseada estabilidad de precios. Además se publicó un crecimiento del 0,2% de la producción industrial de la Zona Euro, buena noticia en términos económicos aunque quizás contraria a los intereses de todos aquellos que esperan que el BCE pase de las palabras a los hechos.

Buen día.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com