BLOG
17/07/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

La economía de EEUU mostró un nuevo síntoma de incremento de precios

Buenos días.

Igual que durante varias sesiones el Espírito Santo ha sido capaz él solo de tirar abajo  todas las bolsas mundiales, en días como ayer también ha podido hacer lo contrario. Incluso con la denuncia de impago de EUR 900 MM por parte de Portugal Telecom encima de la mesa, la disposición del Banco de Portugal a inyectar liquidez si fuera necesario, o de sus accionistas a acometer una nueva ampliación de capital, resultaron un bálsamo para la entidad y el resto de plazas bursátiles.

Con las declaraciones de Janet Yellen aún coleando, la economía de EEUU mostró un nuevo síntoma de alza de precios, en esta ocasión sobre la producción, con un incremento del 0,4% frente al 0,2% esperado, al tiempo que la producción industrial, aunque subió dos décimas, aún le falto otra más para cumplir con las expectativas. También sigue la misma estela el repunte del sector inmobiliario/construcción, ahora con la nueva subida de la confianza de los constructores NAHB, que escala en julio de 49 a 53 enteros, superando con ello la frontera de 50, la cual diferencia lo bueno de lo malo. Por su parte, el Libro Beige de la Fed muestra que el empleo y la actividad económica siguen mejorando a lo largo de todo el país, y las presiones inflacionistas están aún contenidas.

También salido de EEUU tuvimos nuevas declaraciones de Richard Fisher, representante de la Fed de Dallas y que dio sentido a su condición de halcón. Según éste, los tipos oficiales pueden empezar a subir a comienzos de 2015 y la reducción de balance tan pronto como finalice el QE3, pero no sólo eso, sino que ante un incremento de la inflación y reducción del paro, la subida del precio del dinero podría darse incluso antes.

En lo que a Europa respecta poca cosa más allá de un posible pero improbable (por la poca contundencia) recrudecimiento de las tensiones en Ucrania tras la nueva ronda de sanciones de EEUU contra personas, compañías y activos rusos. Remarcar que el superávit comercial fue menor de lo esperado y puede que la fortaleza del euro haya tenido algo que ver, moneda que por cierto ya se sitúa alrededor del 1,353.

Buen día.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com