BLOG
29/04/2022 AUTOR: Jorge González Morning meeting

¿Podríamos estar ante la primera gran víctima de la inflación mundial?

Cómo necesitábamos un día como el de ayer. Un día en el que se conocieron buenos resultados empresariales, sobre todo de empresas tecnológicas y en el que las bolsas disfrutaron de una jornada alcista.

 

Los brokers llevaban varios días avisando de que el rebalanceo de final de mes podía ser muy importante. Llevamos cuatro meses de caídas y las carteras de las grandes aseguradoras y planes de pensiones se habían desviado mucho de sus puntos neutros. Se esperaba que los últimos días de abril invirtieran cerca de 60.000 millones de dólares y que lo hicieran precisamente en los sectores más castigados. Y pocos índices estaban siendo más castigados que el Nasdaq en el mes de abril. El pasado martes, el índice centrado en empresas de crecimiento registraba unos retrocesos del 12% en lo que iba de mes y más de un 20% en el año. Recordemos que, en el mes de marzo de 2020, en pleno crash por la pandemia, los números rojos se quedaron en el 9,88%.

 

Ayer fue el día de Facebook, el cual rebotaba un 17%. Movimiento que seguían Apple y Amazon con subidas superiores al 4%. Entre los tres valores suponen cerca del 25% del índice, así que ya se pueden imaginar la subida que registró la referencia. Además, todos los sectores se beneficiaban de las entradas de dinero y, de hecho, el 90% de las compañías del S&P 500 terminaban la jornada con números verdes en un día marcado por la presentación de resultados.

 

A día de hoy ya conocemos las cuentas de la mitad de las empresas del S&P 500 y el resultado no podría ser más alentador. Las ventas se habrían incrementado en más de un 10%, sobre todo gracias a las empresas más cíclicas como las energéticas y las mineras. A las que se han unido, sorprendentemente, las empresas de consumo básico, aunque en términos de beneficios han iniciado el año con caídas. Además, las empresas de salud están siendo las grandes ganadoras en este entorno. En términos de beneficios, las empresas industriales parece que están capeando el entorno inflacionista de una manera más que positiva. Por último, están siendo los bancos los que peor cuerpo nos están dejando a los inversores. Caídas de ventas y de beneficios.

 

En Europa, conocemos menos datos, pero suficientes como para estar contentos. Las ventas también crecen a ritmos de dobles dígitos. A nivel sectorial, los incrementos de esta métrica están siendo muy importantes en todos, con la excepción de las empresas financieras y las empresas de comunicación. En términos de beneficios, el continente se está viendo beneficiado de la presencia de grandes empresas mineras y de materiales, que junto con las energéticas están aprovechando al máximo el rally de las materias primas.

 

En los mercados de renta fija hemos vivido varias jornadas de relativa calma tras la tempestad desatada a mediados de marzo. Toca respirar un poco y los inversores parecen haber decidido que el intervalo del 2,75% – 3% de rentabilidad del bono americano a diez años es buen nivel. Anticipa entre 9 y 10 subidas de los tipos de interés del 0,25% por parte de la Reserva Federal en lo que resta de 2020. Unas cifras que, tras el dato del PIB de EE.UU. del primer trimestre que se redujo inesperadamente a una tasa anual del 1,4%, parecen exageradas. Ya veremos en qué queda todo y cómo se mueven los bancos centrales en la segunda parte del año. Recordemos que hay elecciones de mitad de mandato y no tiene pinta de que Biden pueda permitirse que la Fed mate el crecimiento con subidas muy agresivas.

 

En Europa, los futuros anticipan que los tipos se encuentren en el 0,25% al cierre del ejercicio, pero ya sabemos que una cosa es lo que espere el mercado y otra es lo que luego haga la entidad monetaria continental, que suele ser mucho más conservadora a la hora de tomar decisiones.

 

La jornada de hoy vendrá marcada por el comportamiento que tenga Amazon tras la presentación de resultados de ayer. Hay quien pueda hacer lecturas positivas de sus cuentas y quien las haga negativas. ¿Podríamos estar ante la primera gran víctima de la inflación mundial? Por lo pronto, con el mercado cerrado, parece que son más los que piensan que es momento de tomar beneficios en la empresa, pero ya veremos cómo cierra la jornada. Además, se conocerán los datos de crecimiento del primer trimestre de la eurozona, así como los datos de inflación del mes de abril. La última cifra que se conocerá será la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan.

 

Buen fin de semana.

 

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com