En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Empiezan a cuestionarse las medidas de austeridad

Empiezan a cuestionarse las medidas de austeridad

Comparte este post:
Morning meeting del 19 de abril de 2013

Buenos días.

Manuel Jabois definió a Chistine Lagarde, directora del FMI, como “una mujer enjuta de labio superior muy fino, que es labio de personas que dicen cosas muy taxativas y luego, cuando parece se lo están mordiendo, resulta que están calladas”. Pues en los últimos días ha tomado la palabra, primero con la revisión a la baja de las previsiones para el crecimiento mundial con un contundente palo a la economía española, para luego llegar con la zanahoria en forma de mensaje sobre que España necesita más tiempo para sus ajustes fiscales para no agravar (más) el paro.

Y es que las medidas de austeridad impuestas en la Zona Euro y que solo comprende la Zona Euro, empiezan a cuestionarse por la mismísima Zona Euro. El diseño de dichas medidas se basó en el estudio y libro de los prestigiosos economistas Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff, en el que afirmaban que “un elevado nivel de endeudamiento, a partir del 90% del PIB, lastra significativamente el crecimiento de las economías”. Dicho estudio empieza a cuestionarse, lo que aviva el debate de si en Europa habría que echar el freno a los ajustes y arrimar el hombro para impulsar el crecimiento, más aún cuando Alemania no se salva de la mella en sus previsiones de crecimiento: los principales estudios económicos germanos (IFO, entre otros) han rebajado su previsión de crecimiento para Alemania en 2013 al 0,8% desde el 1% anterior; y ayer la agencia de calificación Egan-Jones (pequeña y poco influyente, por tanto más independiente) quitó la triple A la deuda alemana.

Un apunte: la deuda pública española se situó en el 86,9% del PIB hasta febrero, según datos del Banco de España publicados ayer.

¿Qué pasó ayer en los mercados? El intento de rebote de los europeos desde la apertura se quedó en quiero y no puedo tras la apertura negativa de Wall Street. En Europa, especial castigo al sector autos (y por tanto al Dax alemán), mientras que en EE.UU. fue Apple quien propició las mayores caídas a las tecnológicas.

En el mercado de materias primas destaca el repunte de las mismas (oro y Brent, especialmente) después de varias semanas de corrección. Esto animó los cierres de las bolsas de países exportadores como Rusia o Brasil.

En cuanto a la deuda, se mantiene el buen tono y de forma general: la demanda de bonos americanos no se resiente, y menos tras los datos macro publicados ayer (que no gustaron nada), y unos datos empresariales de signo mixto. Mientras, el apetito por la deuda periférica (España e Italia) mantiene el tipo, y ello a pesar de las dudas políticas que se mantienen en el país transalpino. Ayer el Tesoro español emitió deuda a 3, 5  y 10 años con buena acogida.

Hoy pocas referencias más allá de las votaciones en Italia para elegir un Presidente de la República que agrade a los partidos mayoritarios, o al menos no disguste a ninguno, y que servirá de antesala al proceso de formación de Gobierno estable, proceso que nace ya muerto, y que empujará (probablemente) a nuevas elecciones en verano.

Buen día,

Montserrat Formoso Fraga
Directora de Gestión

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario