BLOG
26/04/2021 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Comienza una semana con gran cantidad de noticias macroeconómicas

Comenzamos una semana muy importante con gran cantidad de noticias macro entre las que destacan los datos de PIB de EE.UU., Alemania y la UE.

La temporada de resultados trimestrales nos está proporcionando cada día más evidencias de que la economía está en una transición gradual a un entorno pospandemia. Además, el mercado laboral sigue mejorando, aunque las cifras de desempleo siguen estando muy por encima de los promedios previos a la crisis sanitaria.

En Europa, el ritmo de vacunación sigue siendo preocupante. Además, y por lo que pueda pasar en el futuro, el Parlamento alemán aprobó una ley controvertida que permitiría al gobierno federal imponer restricciones estrictas de movimiento, como toques de queda de la noche a la mañana y cierres escolares, dondequiera que las tasas de infección por coronavirus aumenten a niveles peligrosos. Parece que la situación en la India empieza a servir de preaviso para aquellos gobiernos más previsores o aquellos que no quieren volver a cometer los mismos errores que en el pasado.

La buena noticia para nosotros, europeos, fue los datos que conocíamos el viernes de la previsión del PMI de abril de la eurozona. Parece que la producción manufacturera está creciendo por décimo mes consecutivo, expandiéndose a un ritmo jamás superado en la historia del estudio, de más de dos décadas. Alemania impulsó el repunte manufacturero, ya que su tasa de expansión se atenuó apenas ligeramente frente a la máxima histórica registrada en marzo, manteniéndose en el segundo mejor nivel observado. El crecimiento de la producción industrial también se ralentizó ligeramente en Francia, aunque siguió siendo el segundo mejor de los tres últimos años. Mientras tanto, en el resto de la región en su conjunto se registró un crecimiento récord de la producción manufacturera. En cambio, el sector servicios siguió a la zaga, especialmente a raíz de las nuevas medidas para contener la propagación de la COVID-19 en muchos Estados miembros, aunque de todos modos registró la primera expansión de la actividad desde agosto del año pasado. Unos datos alentadores.

Por otro lado, el marcado aumento de demanda de materias primas sigue causando demoras sin precedentes en las cadenas de suministro, que a su vez están impulsando al alza los costes de las empresas al ritmo más marcado de una década. En consecuencia, la inflación de los precios al consumidor bien puede aumentar intensamente en los próximos meses, aunque la tasa de alza dependerá de la fortaleza de la demanda y la situación de los suministros, y en estos momentos sigue reinando una gran incertidumbre en torno a estos dos factores.

Buena semana.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com