En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Vaya unos días más trepidantes que llevamos encima

Vaya unos días más trepidantes que llevamos encima

Vaya unos días más trepidantes que llevamos encima

Comparte este post:
Sí, también de bancos centrales, pero nada de mentiras, que aquí la atención ha estado en quién dimitía, era cesado o por quién se sustituía

Hoy empieza de verdad el único evento por el que España se para por completo. Y “curiosamente” no son los mercados.

Pero a lo nuestro, que, en primer lugar, es la reunión del BCE. Sin sorpresas, se anunció una relativamente buena noticia con la reducción del QE en septiembre y su punto final en diciembre. Lo que se salió algo más del guion fue la afirmación de no tocar los tipos de interés, como poco, hasta dentro de un año, mientras que lo de reducir las previsiones de crecimiento y aumentar las de inflación no tuvo apenas impacto.

La reacción del mercado tuvo un poco de todo. En el caso de los bonos, donde en teoría quizás se debería haber notado un impulso en rentabilidad, la realidad es bien distinta, bien porque aún queda mucho tiempo para subir tipos y modificar la oferta monetaria, bien porque todavía prefieren los mercados mirar hacia otro lado. Esto se extendió a las bolsas y los bancos en su papel de acreedores principales de deuda soberana, así como por lo difícil que lo tienen para mejorar sus márgenes con tipos de interés reales negativos.

Pero fue la divisa comunitaria la que plasmó como ningún otro activo el sentir de los inversores. Desplome bien por debajo del 1,15 contra el dólar, enfrentando la firmeza de la política monetaria de la Fed, que un día antes subió tipos y reflejó dos movimientos más para 2018, contra la del BCE. Por si había alguna duda sobre por qué este último sigue manteniendo una dirección cauta, los IPC de Alemania y Francia (ambos publicados ayer) demuestran que la fortaleza reciente de la inflación se debe mayoritariamente, cómo no, al incremento del precio del petróleo.

Así, con tanto y tan importante sobre la mesa, es como han pasado de largo las advertencias del FMI sobre la sostenibilidad de la deuda de EE.UU. (si hay problemas con esto pues…) o la nueva ronda de aranceles a productos chinos por valor de más de 50.000 millones de dólares. Ni que decir de la reunión del Banco de Japón, que aunque no lo parezca, tuvo lugar, y lo tuvo para seguir como hasta ahora.

​Buen fin de semana​.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario