BLOG
13/05/2021 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Temor a que la Reserva Federal retire sus estímulos

La inflación estadounidense ha aumentado en abril por la demanda relacionada con la reapertura de la economía y los efectos base sobre la energía. Además, los precios se han acelerado más de lo esperado durante el mes debido al transporte y a la mayor demanda de sectores específicos. Entre los componentes principales, se registraron ganancias en abril en los precios de los vehículos usados (10,0%), las tarifas aéreas (10,2%) y la vivienda (7,6%). La inflación subyacente registró un alza mensual de 0,9% e interanual del 3%, la mayor desde 2008. Este ritmo tan elevado no debería durar todo el año, pero tanto la tasa subyacente como la normal deberían permanecer por encima del nivel del 2%, después de que se disipen los efectos base, es decir, por encima del objetivo de la Fed.

Por su parte, en Europa, en concreto en Alemania y en Francia, el cambio mensual del IPC fue ligeramente inferior al de la primera estimación; mientras que los precios de los alimentos y el transporte han aumentado significativamente a lo largo del mes, los costes se mantuvieron moderados en otros sectores y disminuyeron en el caso de los bienes manufacturados y de los precios de la energía. En términos interanuales nos acercamos a los objetivos del BCE del 2%, cifra que ya supera el caso alemán, pero que en el caso francés aún quedarían tres décimas para alcanzarlos.

Los datos de precios no fueron los únicos que conocimos ayer. La actividad industrial de la eurozona se mantuvo limitada durante el último mes y ha mostrado grandes divergencias entre sectores y países. Solo la actividad en energía, bienes no duraderos y bienes intermedios subió de manera lineal. La caída del PIB del Reino Unido fue ligeramente menos negativa de lo esperado; en detalle, la caída fue impulsada por la disminución del consumo (-3,9%) y de la inversión (-2,3%), mientras que el consumo público aumentó un 2,6%. Las exportaciones y las importaciones se han desplomado durante el período, pero la contribución neta al comercio fue positiva debido a la mayor caída de las importaciones. Se espera un repunte brusco a partir del segundo trimestre, impulsado por la recuperación de la demanda interna, como ya han ilustrado las cifras de marzo.

Con tantos datos que digerir, y no especialmente positivos, el mercado reaccionó con ventas, tanto en los mercados de renta fija como de renta variable. Las bolsas americanas encadenan tres días de caídas, siendo la de ayer la mayor desde febrero. Además, los sectores más damnificados fueron los de consumo discrecional y de la tecnología, lo que agrava la divergencia entre el Nasdaq y el Dow Jones. En los mercados de deuda, el bono alemán a diez años continúa viendo cómo poco a poco su rentabilidad se acerca al terreno positivo. El británico se sitúa cerca del 0,9% y el americano en el 1,7%.

Buen día.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com