En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Regulación de los planes de pensiones: una historia con un final por escribirse

Planes de pensiones

Regulación de los planes de pensiones: una historia con un final por escribirse

Comparte este post:
Es fundamental seguir centrándonos en las ventajas fiscales que tiene el producto a día de hoy

Si bien es cierto que ahorrar para el futuro es un sabio consejo, no es menos cierto que vivimos en una sociedad que considera poco atractiva la idea de ahorrar en productos financieros como los planes de pensiones, cuya libertad de disposición está limitada.

Por tanto, un régimen tributario estimulante para la contratación de productos de ahorro a largo plazo se constituye como una condición necesaria para su promoción ante inversores privados.

A pesar de lo anterior y de que parece incuestionable la necesidad de que los contribuyentes ahorren con la finalidad de complementar su futura jubilación, nuestros sucesivos gobiernos, incluidos los dirigidos por el Partido Popular, lejos de incentivar la contratación de los planes de pensiones, parecen decididos a eliminar progresivamente cualquier estímulo fiscal.

Así, debemos recordar que significó un notorio retroceso en el régimen fiscal de los planes de pensiones la eliminación de la reducción del 40% para las prestaciones en forma de capital respecto a aportaciones realizadas con posterioridad al año 2007.

También fue negativa la eliminación gradual del incentivo en el impuesto de sociedades para las empresas que formalizaron planes de pensiones o de previsión social empresarial para sus empleados y que suponía un incentivo del 10% en 2006; 8% en 2007; 6% en 2008; 4% en 2009; 2% en 2010 y 0% a partir de 2011.

Y finalmente, debemos calificar de muy perjudicial la reducción gradual de los límites individuales de aportaciones deducibles en el IRPF, de 8.000 euros a un importe máximo de 2.000 euros.

Planes de pensiones sostenibles

Con las modificaciones comentadas en cuanto a los beneficios fiscales de las inversiones en planes de pensiones, todo parece invitarnos a destinar nuestro ahorro a otro tipo de productos financieros. No obstante, creemos firmemente que no debemos perder de vista los beneficios fiscales que a día de hoy nos sigue brindando la inversión en planes de pensiones como fórmula de ahorro a largo plazo.

En primer lugar, nos permite tener un ahorro fiscal directo en nuestro IRPF. Las aportaciones realizadas a los planes de pensiones reducen la base imponible tributable en el IRPF.

En segundo lugar, nos permite ahorrar en un producto financiero que goza de exención en el impuesto sobre el patrimonio.

Y en tercer y último lugar, nos permite ahorrar a través de un producto financiero que se constituye como una formula óptima para dejar una herencia líquida para el beneficiario. Este no necesita esperar a tramitar la testamentaría de la herencia para disponer del plan de pensiones recibido.

De hecho, si el beneficiario no tiene rendimientos del trabajo o estos son mínimos, podría darse el caso de que no tuviera que tributar si rescata el plan de pensiones en forma de renta anual.

Finalmente les quiero recordar que, si el presente de dicho producto financiero puede parecer sombrío, el futuro fiscal de un producto de ahorro a largo plazo como los planes de pensiones nadie lo conoce. En este sentido, cabe recordar la propuesta del Partido Popular del año 2016, relativa a que la parte de la prestación correspondiente a las aportaciones realizadas durante la vida laboral del partícipe tributará al tipo marginal del IRPF, mientras que la parte de la prestación correspondiente al rendimiento generado por dichas aportaciones tributara al tipo fijo correspondiente a la base del ahorro como rendimiento de capital mobiliario.

Teniendo en cuenta lo anterior, creo que es fundamental seguir centrándonos en las ventajas fiscales que tiene el producto a día de hoy, pues esta historia, a pesar de sus vicisitudes, puede tener un final feliz.

 

Lina Marcela Guerra
Directora Planificación Patrimonial y Fiscal

El contenido de este documento no constituye asesoramiento, sino que es meramente divulgativo. En particular, cualquier decisión o actuación relacionada con el contenido de esta alerta debería ser objeto de análisis específico y adecuado a la situación particular de que se trate.

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario