En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

¿Qué hacer frente a las retenciones en origen aplicadas a determinados valores extranjeros?

¿Qué hacer frente a las retenciones en origen aplicadas a determinados valores extranjeros?

Comparte este post:
En general, los convenios para evitar la doble imposición que firma España con otros países siguen el Modelo de la OCDE

Un aspecto prácticamente desconocido respecto a la inversión en activos extranjeros es la retención en origen. Por ejemplo Alemania, practica una retención en origen del 26,375% sobre el rendimiento de capital mobiliario generado en la venta de activos de renta fija alemana. Asimismo, practica una retención del 15% sobre el dividendo cobrado respecto a acciones de origen alemán.

 

Dichas retenciones en origen son totalmente independientes de la retención en destino que repercute la Hacienda pública española respecto a determinados rendimientos de capital mobiliario y ganancias patrimoniales. Según el criterio de la Dirección General de Tributos, la retención en destino (actualmente del 19%) debe cuantificarse sobre el neto del rendimiento cobrado por el contribuyente, una vez deducido el impuesto en origen practicado sobre el activo.

 

En este sentido, ¿qué debe hacer un contribuyente para recuperar o al menos paliar los efectos económicos de dichas retenciones en origen?.

 

En primer lugar, debe tenerse en cuenta que en el caso de los dividendos o rentas percibidas por un cliente con residencia fiscal en España, procedentes de fuente extranjera, será de aplicación el convenio para evitar la doble imposición que España pueda tener firmado con el correspondiente país.

 

En general, los convenios para evitar la doble imposición que firma España con otros países siguen el Modelo de la OCDE, el cual establece respecto a los dividendos, en su artículo 10, lo siguiente:

“1- Los dividendos pagados por una sociedad residente de un Estado contratante a un residente del otro Estado contratante pueden someterse a imposición en ese otro Estado.

2- Sin embargo, dichos dividendos pueden someterse también a imposición en el Estado contratante en que resida la sociedad que paga los dividendos y según la legislación de ese Estado; pero si el beneficiario efectivo de los dividendos es un residente del otro Estado contratante, el impuesto así exigido no podrá exceder del:

a) 5 por 100 del importe bruto de los dividendos si el beneficiario efectivo es una sociedad (excluidas las sociedades de personas -partnerships-) que posea directamente al menos el 25 por 100 del capital de la sociedad que paga los dividendos.

b) 15 por ciento del importe bruto de los dividendos en los demás casos.”

 

Como resultado de lo anterior, tenemos que el contribuyente que cobre un dividendo de fuente alemana, soportará como mínimo una retención en origen del 15% (en caso que se aplique el convenio de doble imposición) y del 26,375% en el caso que no se aplique por alguna circunstancia.

 

La eliminación de la doble imposición que se generara como consecuencia de la retención en origen le corresponderá a España, por ser el país de residencia del contribuyente, para lo cual estará a lo dispuesto en el convenio para evitar la doble imposición que España pudiera tener firmado con el correspondiente país extranjero y en la legislación interna española.

 

En este sentido, la LIRPF, en su artículo 80, regula la deducción por doble imposición internacional en los siguientes términos:

“Cuando entre las rentas del contribuyente figuren rendimientos o ganancias patrimoniales obtenidos y gravados en el extranjero, se deducirá la menor de las cantidades siguientes:

a) El importe efectivo de lo satisfecho en el extranjero por razón de un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a este impuesto o al Impuesto sobre la Renta de no Residentes sobre dichos rendimientos o ganancias patrimoniales.

b) El resultado de aplicar el tipo medio efectivo de gravamen a la parte de base liquidable gravada en el extranjero.

El tipo medio efectivo de gravamen será el resultado de multiplicar por 100 el cociente obtenido de dividir la cuota líquida total por la base liquidable. A tal fin, se deberá diferenciar el tipo de gravamen que corresponda a las rentas generales y del ahorro, según proceda. El tipo de gravamen se expresará con dos decimales.”

 

No obstante lo anterior, conviene señalar que la cuantía del impuesto extranjero que puede ser deducido de la cuota del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas no excederá, en ningún caso, del importe que, derivado de la correcta aplicación del convenio, correspondería gravar al país extranjero.

 

En el caso de que al contribuyente se le hubiera aplicado el tipo de retención general (no aplicación del convenio), podrá, respecto a algunos países, solicitar a las autoridades fiscales extranjeras la devolución del exceso del impuesto retenido en fuente sobre dichas rentas, entendiendo por exceso la diferencia entre el importe de la cuota tributaria aplicada conforme a la legislación interna y el procedente teniendo en cuenta los límites establecidos en el convenio.

 

Lina Marcela Guerra
Directora de Planificación Patrimonial y Fiscal

Comentarios

Comentarios

  • jai

    el 21 marzo, 2017 a las 16:23

    Hola Lina,muy interesante tu comentario. Tengo un par de dudas, para un inversor español por ejmplo en un fondo holandes

    1. Si el fondo no retiene nada en el pago en origen, tendria que tributar un 19% por dividendos en españa?

    2. Si el fondo holandes retiene un 15%, el residente ya no tendria que pagar nada adicional?

    • Lola Fernández García

      el 22 marzo, 2017 a las 10:53

      “Muchas gracias por tu comentario. Las retenciones en origen aplicadas por los países son independientes de las retenciones en destino aplicadas por nuestra normativa interna. Por tanto, en relación a tus preguntas:

      1. Si el fondo no retiene nada en el pago en origen, tendría que tributar un 19% por dividendos en España? Efectivamente, el pago a realizar en España tendría una retención del 19%.

      2. Si el fondo holandés retiene un 15%, el residente ya no tendría que pagar nada adicional? No, adicionalmente al pago de la retención en origen aplicada en Holanda se le aplicaría la retención en destino del 19%. No obstante, el inversor español podrá recuperar dicha retención en origen en su declaración de IRPF (Deducción por doble imposición internacional) siempre que la misma no supere a la indicada en el Convenio de Doble Imposición suscrito entre España y Holanda

      El convenio de doble imposición suscrito entre España y Holanda establece que: los dividendos pagados por una Sociedad residente de un Estado a un residente del otro Estado pueden someterse a imposición en este último Estado. Sin embargo, estos dividendos pueden someterse a imposición en el Estado en que resida la Sociedad que pague los dividendos y de acuerdo con la legislación de este Estado, pero el impuesto así exigido no puede exceder del 15 por 100 del importe bruto de los dividendos.

      En conclusión podrás recuperar el 15% de retención en origen en tu declaración de la renta”.

      Lina Marcela Guerra
      Directora Planificación Patrimonial y Fiscal

  • Omar

    el 3 junio, 2017 a las 13:13

    Una empresa española realiza servicios en Colombia, cuando la empresa de Colombia abona esos servicios le resta una retención del 10%, la pregunta es como recupera ese 10% la empresa española, si lo recupera en el Impuesto sobre Sociedades o de alguna otra forma.

    • Lina Marcela Guerra

      el 6 junio, 2017 a las 13:07

      Estimado Omar:
      Se pueden recuperar a través del mecanismo previsto en el art 31 de la Ley 27/2014, del Impuesto sobre sociedades.
      No obstante lo anterior, debe tenerse en cuenta que de acuerdo al art 7 del Convenio de Doble imposición suscrito entre España y Colombia, los beneficios empresariales no deberían estar sujetos a retención en Colombia. Para ellos deberá solicitarle un certificado de residencia fiscal en España a los efectos del convenio y remitirla a Colombia.

      Lina Marcela Guerra

      Directora Planificación Patrimonial y Fiscal

  • ANtonio Monio Sanchez

    el 9 julio, 2017 a las 11:55

    Como puedo recuperar las retenciones que me han realizado en los países de origen Francia y Alemania. Muchas gracias Lina por este maravilloso apartado de información.

    • Lina Guerra

      el 10 julio, 2017 a las 10:29

      Buenos días Antonio. Mil gracias por tu comentario. Antonio respecto a las retenciones en origen practicadas en Francia tienes 2 vías. La via denominada “relief at source”, modalidad en la que la gestión se hace antes de que se produzca el abono del dividendo a los efectos de que NO APLIQUE RETENCIÓN o APLIQUEN LA RETENCIÓN DEL CONVENIO. En esta via debe solicitar la prestación del servicio a su entidad financiera. Y la modalidad standard refund: esta modalidad se aplica respecto a países donde no existe posibilidad de “relief at sourse”, por ejemplo Alemania. En este caso, se le aplica al cliente la retención en origen (no la de convenio). El cliente solo recuperará el exceso de retención (diferencia entre convenio y retención originalmente aplicada) si solicita a la entidad bancaria la prestación del servicio o lo realiza directamente ante las diversas agencias de hacienda extranjera.
      Espero que la información remitida le sea de utilidad,

      Saludos, Lina

  • Pedro

    el 11 julio, 2017 a las 13:40

    Estimada Lina,

    Somos empresa española que realiza servicios de ingeniería en el Perú, cuando la empresa Peruana abona esos servicios de ingeniería quiere retener un 30% aunque nos hemos cerciorado que procede solo un 15% por estar enclavados en el epígrafe de asistencia técnica, dicha retención la ingresará en las arcas del gobierno Peurano. La cuestión final es ¿cómo podemos recuperar ese 15%, a través del Impuesto sobre Sociedades o de alguna otra forma?.
    Gracias.

    • Lina Guerra

      el 12 julio, 2017 a las 17:46

      Buenas tardes Pedro,
      En primer lugar debes tener en cuenta lo siguiente:
      1. No existe en la actualidad Convenio para evitar la doble imposición entre España y Perú.
      2. La sociedad española tendrá derecho a aplicar la Deducción para evitar la doble imposición jurídica: impuesto soportado por el contribuyente (art 31), con el fin de evitar la doble imposición derivada de la tributación en origen de la renta obtenida en Peru e integrada en su base imponible, siempre que el impuesto pagado en este país sea de naturaleza idéntica o análoga al Impuesto sobre Sociedades aplicable en España.

      En caso de que proceda la aplicación de la deducción para evitar la doble imposición internacional, la entidad consultante integrará en la base imponible de cada periodo impositivo el impuesto efectivamente satisfecho en PERU y deducirá de la cuota íntegra de cada periodo la menor de las dos cantidades siguientes:

      a) El importe efectivamente satisfecho en Peru por razón de gravamen de naturaleza idéntica o análoga al Impuesto sobre Sociedades.

      b) El importe de la cuota íntegra que en España correspondería pagar por las mencionadas rentas si se hubieran obtenido en territorio español.

      Saludos, Lina

  • Tressis

    el 24 mayo, 2018 a las 10:31

    Buenos días, los comentarios para este artículo están cerrados. Saludos

Deja Tu Comentario