En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Nos prestan dinero, sí, pero nos crujen por ello

Nos prestan dinero, sí, pero nos crujen por ello

Comparte este post:
Morning meeting del 22 de junio de 2012

Buenos días.

62.000 millones de euros. Cifra global bastante aproximada anunciada ayer tras los test de estrés exprés realizados a la banca española por parte de las dos auditoras contratadas para la causa. Se necesitarían, por tanto, 62.000 millones en el peor de los casos, ¿y cuál es?: contracción del PIB de más de un 6% hasta el año 2014, y caída de los precios de la vivienda desde su pico del 60% y del suelo de hasta el 90%, previsiones que ningún organismo se plantea. Estas necesidades son el resultado de aplicar los saneamientos estimados al sector bancario de forma agregada, exigiendo una ratio Core Tier 1 del 6%.

Falta saber de esa cifra global qué cantidad pedirá Rajoy a Bruselas (quien había puesto a disposición del Gobierno 100.000 millones de euros), cuánto corresponde a cada banco, y cuánto va a necesitar de Bruselas y cuánto podrán conseguir por su cuenta. Hoy se espera que el Gobierno solicite formalmente la ayuda dando respuesta a estas cuestiones. Las necesidades de capital de forma individualizada no se conocerán hasta septiembre.

Horas antes el Tesoro tenía una cita emitiendo 2.220 millones de euros en bonos a 2, 3 y 5 años. Resultado: buena demanda pero a un coste mucho mayor. Nos prestan dinero, sí, pero nos crujen por ello. Esta mañana la prima de riesgo ha vuelto a subir por encima de los 500 pb.

Ayer Europa intentó poner buena cara: primero con la publicación un PMI compuesto de la eurozona mayor de lo esperado, si bien el PMI manufacturero alemán sorprendió a la baja (no vamos a escupir al cielo, pero que la crisis haga mella en el corazón de Europa facilita la relajación de la política del BCE). Y luego con ciertos mensajes que abogaban por la flexibilización de la postura alemana (por la cuenta que le trae) en algunos aspectos clave como la compra de bonos por parte de los mecanismos de rescate, así como la posibilidad de mayores apoyos por parte del BCE. Pero la buena cara se tornó amarga tras la constatación de que la economía de EEUU no puede crecer a un ritmo fuerte (aquel que permita que se cree empleo de forma sólida y sostenida).

¿Qué quiere decir esto? Mayor protagonismo de los bancos centrales, aunque la eficacia de sus actuaciones está perdiendo alegría.

Buen día,

Montserrat Formoso Fraga
Gestión de Carteras

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario