BLOG
02/11/2017 AUTOR: Daniel Lacalle Estrategias

Powell y el legado de Yellen: continuidad en la Fed

Powell y el legado de Yellen: continuidad en la Fed

El nombramiento de Jerome Powell como nuevo presidente de la Reserva Federal debe interpretarse desde los mercados como una señal de continuidad.

El mandato de Yellen ha sido ampliamente criticado por Donald Trump, a pesar de que en las últimas semanas ha dado mensajes positivos sobre ella. Pero la confianza estaba rota desde hace meses, cuando el equipo de Trump criticó a la Reserva Federal por retrasar la subida de tipos de cara a las elecciones y que se intensificaron cuando Yellen aumentó los mensajes de cautela sobre la economía y los riesgos para la misma. Considerada una «paloma reconocida», se le criticaba que el retraso en las subidas de tipos, con la inflación subiendo y el paro a mínimos, era en realidad una «orden» de Obama. Con la última publicación de un crecimiento del 3%, las voces críticas en el partido republicano aumentaban, acusando a la presidenta de la Reserva Federal de estar influenciada por los demócratas y no acertar en su diagnóstico.

El legado de Yellen es, efectivamente, muy pobre. La Reserva Federal, bajo su mandato, ha estado consistentemente por detrás de la curva real en más de 250 puntos básicos. Ha sido muy pobre a la hora de analizar la economía estadounidense, infraestrimando la inflación y el crecimiento. Fundamentalmente, se le ha acusado de simplemente subirse a las medidas tomadas por Bernanke y perpetuarlas.

Pero Powell no supone un cambio real. Es un claro seguidor de la misma política que han llevado a cabo Greenspan, Bernanke y Yellen, acomodaticia al máximo. Es un firme defensor, eso sí, de la iniciativa privada, con lo cual es cauteloso a la hora de subir tipos, por su posible impacto en las empresas, pero crítico con las recompras de bonos estatales que incentivan el gasto público excesivo. Crítico con el exceso de deuda, es a la vez una persona menos política que Yellen.

Lo que los mercados, por lo tanto, deben esperar, es un continuismo más cercano a las tesis del partido republicano: moderación en subidas de tipos pero una política menos agresiva. Powell nunca ha negado la burbuja de activos financieros que puede aumentar si se perpetúa la política ultra expansiva.

El reto de Powell es triple. Recuperar unos tipos más cercanos a la realidad de la inflación y del mercado, vigilar los riesgos de excesos de complacencia y, a la vez, dar mensajes claros que incentiven la inversión en EEUU, y apoyen el crecimiento.

No va a ser fácil. Powell recibe un mandato complejo con un balance de la Reserva Federal excesivamente alto, con una reducción del mismo insuficiente, y con los tipos muy bajos a pesar de que la economía crece y el desempleo es bajo. Es el primer presidente de la Reserva Federal que llega con los tipos y el balance a niveles tan agresivos que no podrá tomar medidas «expansivas» ante un problema puntual. Es decir, Yellen, que retrasó las subidas y reducción de balance todo lo que pudo y más, le ha pasado la «patata caliente» dejándole sin herramientas para combatir una posible recesión o desequilibrios que, ahora, no se perciben, pero que pueden llegar. Si EEUU se enfrenta a un periodo recesivo o a una crisis, a Powell le han dejado al mando sin armas ni escudo.

Los mercados han reaccionado al nombramiento como lo que es. Más continuidad. Pero la pregunta es ¿qué hará Powell con una Reserva Federal sin herramientas si se da un cambio de ciclo?

 

Daniel Lacalle
Economista Jefe

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com