BLOG
01/03/2021 AUTOR: Tressis Planificación financiera

Los sueños sin objetivos siguen siendo solo sueños

Los sueños sin objetivos, siguen siendo sueños

Cuando pensamos para qué invertimos no siempre es fácil definir unos objetivos para ponernos a trabajar sobre ellos e, incluso, priorizar cuál va primero.

Nuestra vida tiene líneas que se van trazando en paralelo como la familia, la salud o el trabajo y, además, estamos expuestos a circunstancias fuera de nuestro control como la enfermedad, el desempleo o la propia muerte.

Quizá el hecho de plantear estos temas nos genere algo de angustia vital y prefiramos posponerlos siguiendo la táctica del avestruz. Pero al final, como seres racionales, tenemos que ser conscientes de que una adecuada planificación financiera de estos elementos dentro de nuestra vida nos facilitará su consecución.

Empezaremos por determinar cuál es nuestra estructura de ingresos y gastos o, en su defecto, cuál es nuestra capacidad de ahorro.

Después tendremos que definir cuáles son nuestros objetivos y qué estrategia adoptaremos para cada uno de ellos. Una persona puede ser conservadora para un objetivo y arriesgada para otro, en función del importe de nuestra meta y el plazo del que disponemos para su consecución.

Hágase cliente de Tressis

También tendremos que ser realistas respecto a la rentabilidad que esperamos. En este sentido podemos usar la famosa regla del 72, que indica la rentabilidad necesaria para doblar el capital en un periodo determinado. Así por ejemplo, para doblar nuestro capital en 10 años, será necesario obtener un 7,2% anual compuesto.

Será fundamental decidir en manos de quién dejamos nuestro dinero y no limitarnos a introducir monedas en ese cerdito sonriente. Aportar 100 € mensuales durante 10 años al 5% supondrían 15.633 € al final del periodo, mientras que si estuvieran al 2% serían 13.285 €. En plazos largos, las diferencias de rentabilidad son cruciales.

Igualmente relevante será asesorarnos sobre la manera de ser más eficientes fiscalmente, dado que no es indiferente, por ejemplo, tributar en una u otra comunidad autónoma, ni será neutral el vehículo que utilicemos para nuestro ahorro (fondos de inversión, planes de pensiones…), ni será igual planificar nuestra sucesión patrimonial de una manera o de otra.

Por último, es importante entender el impacto que la inflación tiene sobre nuestro patrimonio y hacer nuestros cálculos no en términos nominales sino en términos reales. También será esencial entender el poder de la capitalización y que el dinero cuanto antes se invierta, mejor.

Y no empecemos mañana, pues hacer algo mañana significa que no lo haré hoy y, entonces, nuestros sueños… seguirán siendo solo sueños.

 

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com