BLOG
24/11/2021 AUTOR: Daniel Lacalle Estrategias

El Estado crea moneda, no dinero

Los Estados emiten monedas, que son promesas de pago.

Si el sector privado no acepta esa moneda como unidad de medida, medio de pago y reserva de valor, respaldada por reservas y demanda de ese sector privado, la moneda no vale nada y no es dinero. En definitiva sería papel mojado.

Ejemplos de moneda estatal que no es ni reserva de valor ni medio de pago aceptado generalmente son muchos.

Desde el sucre al peso argentino o la lira turca los ejemplos en la historia son innumerables.

El Estado no crea dinero, simplemente emite un medio de pago usando la credibilidad que da la demanda del sector privado para emitir su «pagaré». Igual que un emisor de deuda que pierde la credibilidad de repago, el valor de su promesa se desvanece si no tiene respaldo privado

El Estado no «crea dinero», crea un medio de pago que puede o no puede aceptarse.

El valor de la moneda y su uso no lo decide el Estado.

Lo decide el último agente del sector privado que acepta esa promesa de pago porque asume que mantendrá su valor y su aceptación como medio.

Cuando un Estado crea una moneda sin respaldo ni demanda, destruye —no crea— dinero.

Cuando el Estado emite monedas —promesas de pago— que no son reserva de valor ni medio de pago aceptado generalmente ni unidades de medida, no solo NO crea dinero, lo destruye al hundir el poder adquisitivo de los pobres cautivos que están forzados a aceptar su papelito (funcionarios, pensionistas, etc) y a los que en realidad están robando al pagarles en una moneda que cada vez vale menos.

Los que dicen que el Estado crea dinero y lo gasta, y solo tiene que crear el dinero que necesita para financiar al sector público porque será aceptado por el resto de agentes económicos, deberían estar obligados a recibir su sueldo en pesos argentinos y disfrutar la experiencia.

Daniel Lacalle
Economista Jefe

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com