En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Yo soy Espartaco

Yo soy Espartaco

Yo soy Espartaco

Comparte este post:
Hace cuatro años, la victoria de Trump se tomó como una rebelión de la gente sencilla contra las élites

La absolución del presidente Donald Trump por parte del Senado termina formalmente con el procedimiento abierto por los demócratas con el que buscaban poner fin a su presidencia o, por lo menos, arrancar el debate electoral antes de tiempo.

Hace cuatro años, la victoria de Trump se tomó como una rebelión de la gente sencilla contra las élites establecidas y que dominan Washington, algo parecido a lo visto en la película Espartaco, donde el fallecido Kirk Douglas encabezaba las protestas contra los patricios. Lo visto ayer en el Senado de EE.UU. tiene muchos parecidos con la antigua Roma: una gran división partidista y al senador Romney cogiendo el papel de Graco. Además, mientras los demócratas continúan con sus disputas internas para ver quién encabeza la candidatura a las presidenciales de otoño, Trump sigue sumando fieles a sus filas en los estados más importantes para su reelección.

Pero ayer no fue todo política: el rumor de un posible fármaco para combatir el coronavirus servía de acicate a unas bolsas que, en el caso americano, se vuelven a situar en máximos históricos. Por su parte, la renta fija y el oro presentaban ventas al recuperar los inversores la tranquilidad.

Las publicaciones macroeconómicas también servían de apoyo, ya que el ISM de servicios sorprendía positivamente, así como la creación de empleo en el sector privado estadounidense. En Europa, tuvimos un mal dato de ventas minoristas que supone igualar el peor registro del año pasado. Sin embargo, los recientes indicadores de confianza, los mejores datos de PMI y la reducción de la tasa de paro hasta el 7,4% son signos de la recuperación económica del área comunitaria, aunque España pierde tracción.

Durante el día de hoy seguiremos pendientes de la decisión de los países productores de petróleo sobre posibles nuevos recortes de producción, con el fin de compensar la menor demanda derivada del potencial impacto del coronavirus y así intentar estabilizar el precio del crudo. Además, en el plano macro no habrá referencias de especial interés y la temporada de presentación de resultados tendrá mayor apego en Europa que en EE.UU.

Buen día.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario