BLOG
14/09/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Unos suben y otros bajan

Unos suben y otros bajan

A pesar de que no ha venido siendo lo normal en los últimos años, estos días se está cumpliendo la relación inversa entre los bonos y la bolsa, según la cual, las subidas de unos se corresponden con los descensos de otros.

De ahí han salido los máximos de esta semana, pues siguen siendo los valores relacionados con el ciclo los que tiran al alza. Claro que presentar teléfonos a precio de lingote de oro, que encima se canibalizan con sus hermanos de sangre, siempre puede tener una acogida algo fría.

Las subidas en rentabilidad de la deuda no pueden explicarse porque la inflación se haya recuperado súbitamente, porque no es el caso, con lo que todo apunta a que el riesgo ha vuelto de sus vacaciones. Como ejemplo, ayer hubo una serie de datos que lo confirman en Europa, donde los IPC de Alemania y España se incrementaban por efecto de las gasolinas principalmente. Por el contrario, los precios de producción de EEUU sí se han apalancado en la actividad real para repuntar en agosto, así que las predicciones de tipos de interés y divisa quizás deberían experimentar algún tipo de actualización.

Ahora, mientras Juncker ha dejado un mensaje implícito sobre la unidad indisoluble de los que pertenecen a la Unión Europea y el euro, la orientación política corre un serio riesgo de seguir perdida en el Reino Unido. El papel del Banco de Inglaterra, que hoy se reúne, es de todo menos envidiable. Con la inflación creciendo casi de forma sistemática, tienen dos opciones los banqueros centrales: la primera y más cómoda, dejar el «asunto» para más adelante, pero claro, a riesgo de estar más y mejor alimentado; y la segunda, propia de quien solo se debe a la política monetaria y no a la política sin apellido, atajar la situación cuanto antes. El problema de esta última es que existiría un riesgo real de abocar a las islas a una recesión, amplificando con ello la sensación de ansiedad post-brexit.

En último lugar queda la batería de indicadores económicos con la que China ha parado un poco el alto nivel de dinamismo que había venido mostrando estas semanas. Tanto las ventas minoristas como la producción industrial y la inversión en activos fijos han salido peor de lo que se esperaba, lo que no quiere decir que haya que activar las alarmas… Que solo es un dato.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com