BLOG
19/04/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Un espectáculo bochornoso

Un espectáculo bochornoso

Sumemos pues una nueva variable al complejo calendario europeo electoral del año, esta sí o sí, rebosante de euroescepticismo. La convocatoria (todavía no oficial) de elecciones en el Reino Unido ha sido bien acogida por una gran mayoría, dado que hasta la fecha los líderes británicos no han parado de dar un espectáculo bochornoso y propio de políticos totalmente amateurs.

De nuevo, la libra ha sido la primera en recoger el guante de lo que Theresa May anunció como una necesidad para dotar de plena legitimidad al proceso de negociación del brexit. Desde un punto de vista bienintencionado, esa excusa vale e incluso es defendible para que se pongan las bases del proceso de una vez. Claro que habiendo pasado casi diez meses desde el referéndum y habiendo demostrado no tener un plan preparado, el punto de vista malintencionado apunta a la necesidad de May de ganar tiempo y tratar de orientarse. Y decimos May porque la debilidad del Partido Laborista y muy especialmente su líder hacen que la victoria de la primera ministra vaya muy por delante en las encuestas.

La deriva de Europa cambia cada poco, entre quienes se atan por y para siempre a Europa y quienes prefieren la lejanía. Qué pasará en Francia es algo para lo que a cuatro días nadie prefiere aventurarse, porque los votantes de otros países ya han hecho una demostración de que todo es posible. Tiene que haber ganadores de todo este lío de UE sí o UE no, como por ejemplo la Turquía del amago de sultán de Turquía, cuya deriva autocrática está pasando inadvertida cuando es el futuro del bloque comunitario el que está en juego.

Y como el día no podía ir de otra cosa que no fuera política, Donald Trump necesitaba resucitar su lado más «doméstico» justo ahora que crecen las dudas sobre la posibilidad de implementar su Make America Great Again. Cuadraba en el tiempo con las previsiones del FMI, que parecen no tener en cuenta los posible estímulos fiscales de la nueva Administración, pues EEUU es el único de los grandes bloques/regiones para los que no hay revisión al alza del crecimiento de este año y el siguiente.

En el terreno puramente fundamental, el sector de la construcción norteamericana publicaba datos un tanto agridulces en la medida en que el incremento de los permisos de construcción no era capaz de hacer olvidar el retroceso de la vivienda iniciada. Pero la atención de la sesión no estaba en la macro, sino en la micro, especialmente en la bancaria. Bank of America aumentaba beneficios como Goldman Sachs, solo que las exigencias del mercado penalizaban a la segunda por no poder ser capaz de batir las previsiones.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com