BLOG
10/12/2018 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Tormenta diplomática

Tormenta diplomática

Semana emocionante esta que abre, en la que todo sigue tan mal como se supone que ha estado hasta la fecha por más que haya indicadores que nos indiquen lo contrario.

Solo por hablar de lo novedoso, la detención de la directora financiera de Huawei (también hija del fundador) está desatando una tormenta diplomática que además de enterrar los acercamientos entre EE.UU. y China, incorpora al juego de las amenazas cruzadas a un nuevo actor: Canadá.

De renovarse o acentuarse los problemas entre los dos grandes gigantes económicos, las tensiones comerciales van a seguir arañándole puntos al crecimiento económico internacional. En las últimas horas se ha confirmado que por este motivo Japón ha registrado la mayor contracción trimestral en cuatro años, mientras que las exportaciones de China también reflejan que los productores hicieron todo el trabajo antes de tener que enfrentarse a un escenario muy adverso.

También el PIB de la zona euro se está resintiendo por la problemática comercial (se confirma que el PIB del tercer trimestre crece una décima menos de lo previsto), si bien aquí también influyen y mucho las tiranteces de corte político. A todo esto hay que añadir la incertidumbre sobre qué clase de presupuesto presentará Italia, la votación mañana del brexit a la que puede seguir un escenario de casi cualquier tipo y, por si fuera poco, la subida del tono de las protestas de los chalecos amarillos en París, que han doblegado al «príncipe de las reformas» Emmanuel Macron.

En un sentido radicalmente distinto, aunque solo sea a priori, la OPEP y sus actuales compañeros de viaje han cumplido con lo que se esperaba de ellos al haber llegado a un acuerdo para recortar la producción en más de un millón de barriles al día. Todo estupendo de no ser por que lo único que queda es esperar a ver cuánto tiempo tardan en necesitar volver a tratar el mismo tema.

Dejamos para el final lo que posiblemente sea lo más importante y de más peso, que no es otra cosa que EE.UU. y su política monetaria. Con la parte corta de la curva invertida, el desplome de la rentabilidad a diez años se ha ido al 2,85%, enormemente lejos de lo que la gran mayoría del mercado preveía y las dudas sobre qué va a pasar en el corto plazo solo van en aumento. El informe mensual de empleo no ha ayudado a dar una trayectoria clara sobre la dirección de la inflación, así que la gran pregunta es si la Fed va a subir tipos este mes y cuál será el mensaje para el año que viene, para lo que la dispersión de los inversores está empezado a alcanzar cotas, digamos, interesantes.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com