BLOG
19/04/2021 AUTOR: Jorge González Morning meeting

La temporada de resultados en EE.UU. ha comenzado con bastante fuerza

Los beneficios conocidos han sido un 98% mejor de lo esperado, incluso algunos como Citigroup han llegado a desdotar provisiones realizadas de cara al impacto que esperaban que tuviera la pandemia.

Gracias a ellos, la mayoría de los principales índices de referencia registraron su cuarta semana consecutiva de ganancias y en el caso de algunos americanos volvían a situarse en máximos históricos. Sin embargo, el Nasdaq Composite y el Russell 2000, de pequeña capitalización, se quedaron ligeramente a la zaga de los índices de referencia de gran y mediana capitalización, manteniéndose por debajo de sus máximos recientes. Las acciones de atención sanitaria se comportaron especialmente bien, ayudadas por las ganancias en las empresas de seguros, mientras que los crecientes precios del oro y el cobre impulsaron las acciones mineras. Con todo, las empresas de crecimiento volvieron a superar a las de valor.

Esta semana, la reunión del BCE puede restarle un poco de protagonismo a los resultados empresariales. Sin embargo, no se esperan importantes cambios. Como se anunció en la reunión del 11 de marzo, el organismo aumentó significativamente sus compras dentro del PEPP (programa de compras contra la pandemia) en marzo. Esta decisión se adoptó para evitar un endurecimiento en las condiciones de financiación, que podrían haber obstaculizado los esfuerzos del BCE de ayudar a la recuperación económica. En el mes de marzo, el BCE compró más de 60.000 millones de euros, estableciendo un nuevo récord desde julio de 2020. Por otro lado, muchos de los indicadores clave del mercado financiero, que el BCE tiene en cuenta, han permanecido en sus rangos recientes. También hay poca urgencia de hacer o decir mucho de los datos económicos. Hay riesgos de descenso a muy corto plazo debido a la necesidad de controlar las infecciones por la COVID-19. En este contexto es normal que el bono americano a diez años cerrase la semana en el 1,59%, por primera vez por debajo del 1,6% desde finales de febrero en una semana volátil. Donde no esperamos grandes novedades tampoco es en la reunión del PBoC de mañana.

En cuanto a los datos macroeconómicos, continúan las señales de recuperación intensa en Estados Unidos. Los índices de movilidad publicados por Google y que detallan los desplazamientos realizados por la población de un país a determinados destinos, ya evidencian un alto grado de normalidad, algo que empieza a dejarse notar en las cifras de ventas minoristas.

Pero el dato de mayor relevancia era el PIB de China que mostraba un crecimiento de la economía del 18,3% en el primer trimestre respecto al año anterior, aunque frente a una base muy baja en 2020, cuando se impusieron cierres de cadena para contener el brote inicial de COVID-19. A principios de la semana, la aduana china ya había informado que las exportaciones aumentaron un 30,6% en marzo en términos de dólares estadounidenses. Las exportaciones fueron un factor clave de crecimiento para China en 2020. A pesar de la fuerte cifra general, las exportaciones se desaceleraron en marzo en una comparación frente a 2019, antes de la pandemia. Entre los demás datos de marzo, las ventas minoristas batieron el consenso, pero la producción industrial se quedaba rezagada.

Hoy tendremos las cuentas de IBM, Coca-Cola, United Airlines y Prologis.

Buena semana.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com