BLOG
13/04/2022 AUTOR: Joanna Galindo Huayanay Morning meeting

Sri Lanka suspende temporalmente sus pagos de deuda externa

Ayer vivimos otra jornada bajista la cual se relajó después de conocer que el dato de inflación americano se situaba en línea con lo estimado. El IPC de EE.UU. sube al 8,5% en marzo en tasa interanual, el nivel más alto desde diciembre de 1981. Sin embargo, la tasa subyacente, que excluye los alimentos y la energía, había moderado su crecimiento repuntando un 0,3% vs 0,5% estimado anotando un 6,50% interanual frente al 6,4% de febrero. Los precios de la energía, la vivienda y los alimentos representó más de la mitad de la subida del IPC.

 

En un contexto actual con fuertes presiones inflacionistas, el dato de inflación se trasladó de manera positiva al mercado de deuda aportando tranquilidad: el T-Note perdió 5 p.b. cuyo rendimiento era de 2,72% mientras que el dos años caía 10 p.b. hasta el 2,39% lo que provocó un relajamiento en la curva y mayor positivación situándose en +33 p.b. Por su parte, el bund alemán alcanzaba niveles de 0,78%, máximos de julio de 2015, lo que hace que la reunión del jueves del BCE cobre mayor relevancia en la que se espera que confirme su compromiso de ir reduciendo las compras de activos (APP) hasta julio: 40.000 millones de euros en abril, 30.000 millones de euros en mayo y 20.000 millones de euros en junio. El organismo ya confirmó que la posible subida de tipos se producirá después de la finalización de compras y una visión clara sobre la evolución de los datos de inflación y la actividad económica. Las presiones ante un posible cambio en la política monetaria del BCE impulsan al Euribor a doce meses, índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, en zona positiva por primera vez desde que entró en terreno negativo en febrero de 2016.

 

Por el lado de la eurozona, se dio a conocer el dato ZEW, índice que analiza el estado actual y futuro inmediato de la economía de Alemania que presentan los grandes inversores y analistas, que empeoró en el mes de abril cayendo a -41 puntos ante la incertidumbre derivada de la guerra en Ucrania, la evolución de la inflación y la situación económica.

 

Por otro lado, en cuanto a la situación del país ruso, la agencia de calificación crediticia S&P indicó que Rusia entraría en suspensión de pagos (default selectivo) de su deuda externa si en 30 días no consigue efectuar los pagos en dólares, al no aceptar sus acreedores cobrar en rublos. El ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, confirmaba que emprendería acciones legales si se le declara en default al considerar que ha sido forzado artificialmente al impago habiendo actuado de buena fe.

 

Otro acontecimiento que no pasó desapercibido fue el anuncio por parte del gobierno de Sri Lanka de suspender temporalmente los pagos de deuda externa por sus graves problemas de liquidez. Este anuncio de default de su deuda se mantendrá hasta que Sri Lanka cierre un acuerdo con los acreedores y cuente con el apoyo de un programa de rescate del Fondo Monetario Internacional.

 

Hoy arrancan los resultados empresariales de grandes compañías entre los que destacan JP Morgan, BlackRock o Delta Airlines.

 

Joanna Galindo Huayanay
Analista

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com