BLOG
03/03/2022 AUTOR: Víctor Álvarez Morning meeting

Socios, pero no aliados

Hay décadas en las que no pasa nada y semanas en las que pasan décadas. Rusia tomó ayer el control de la primera ciudad relevante al sur de Ucrania (Jersón), mientras se registran ataques en buena parte del país. Sin embargo, el propio Kremlin ha declarado que sus delegaciones están dispuestas a celebrar una segunda ronda de conversaciones. La batería de medidas que se están tomando contra bancos, activos y ciudadanos —por parte de buena parte de los países desarrollados— parece que están haciendo temblar la línea de flotación rusa. Además, China —que se presuponía un aliado férreo de Putin— se ha ofrecido como mediador para el alto al fuego. Siguen sin condenar directamente la invasión de las tropas de Moscú, al igual que India, pero el ministro chino de Exteriores hizo una puntualización sobre su relación con Rusia que puede ser clave: socios, pero no aliados.

Mientras tanto, las bolsas se apuntaron importantes subidas el miércoles en medio de una volatilidad históricamente alta. Lejos aún de niveles COVID-19, o de la crisis financiera, el VIX (que mide la volatilidad implícita del S&P 500) lleva varias semanas holgadamente por encima de 25 e incluso superando estos días el nivel de 35. Esto genera mucho movimiento e inestabilidad en el mercado, algo que no suele ser fácil de digerir para los inversores. Aunque la historia nos demuestra que estos niveles de VIX suelen venir de la mano de los momentos más propicios para las bolsas:

No es magia, ni un juego estadístico. Un VIX alto significa miedo y este es el que marca los suelos de mercado. Desde luego es casi imposible —o improbable— acertar el momento exacto en el que se produce un rebote o un cambio de tendencia, pero tenemos índices como el Nasdaq marcando máximos de 30 años en el número de compañías que están en mínimos de 52 semanas. Casi el doble que en la burbuja puntocom o en la crisis financiera:

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo ayer que sigue siendo apropiado subir los tipos de interés 25 puntos básicos en marzo, aunque están preparados para actuar agresivamente si la inflación no disminuye como estiman. Y si no siempre podrán echarle la culpa a Putin o a las cadenas de suministro. El caso es que ahora mismo el mercado solo le da un 5% de probabilidad a que la Fed suba 50 p.b. en marzo, algo que hace un par de semanas era impensable.

Biden, a su vez, confirmó el martes el cierre del espacio aéreo estadounidense a todos los vuelos rusos y anunció que el Departamento de Justicia reunirá un grupo de trabajo para perseguir los delitos de los oligarcas rusos. «Si Putin puede obtener beneficios en el campo de batalla, pagará un precio muy alto a largo plazo», señaló. Por el lado de la inflación, la idea es fortalecer las cadenas de suministro nacionales e impulsar la producción local de automóviles y semiconductores. Curioso —y decepcionante— que siga habiendo gobiernos que piensan que el proteccionismo es deflacionario. También pretenden reducir el precio de los medicamentos con receta, recortar los costes de la energía mediante créditos fiscales para inversiones ecológicas y bajar el coste de las guarderías. Puestos a proponer medidas tan «relevantes» para combatir la inflación, que bajen el precio del Big Mac.

Feliz jueves.

Víctor Álvarez Sanz
Analista

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com