En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Sigue habiendo unos cuantos argumentos alcistas

Sigue habiendo unos cuantos argumentos alcistas

Comparte este post:
Continúa habiendo mucho dinero fuera del mercado, los bancos centrales sostienen la recuperación y cada vez se suma más estímulo por el lado fiscal

El otro día hablaba con un amigo sobre películas apocalípticas.

Haciendo repaso, hay unas cuantas y dignas de ver para aquellos a los que les guste este género, pero habría que juntar varias de ellas para representar lo que está pasando en el último año natural: tenemos la capital de España colapsada por una nevada casi sin precedentes, lo cual afecta a prácticamente todo el país por la naturaleza radial de nuestro sistema de carreteras; tenemos el intento de impeachment en Estados Unidos en menos de una semana (la situación de los últimos días allí estaría más bien a caballo entre “Independence Day” y “Cómo perder a un chico en diez días”) y; por si se nos había olvidado, seguimos teniendo una pandemia mundial, con miles de fallecidos cada día, mientras la velocidad de los procesos de vacunación augura que, a este ritmo, ya si eso, acabamos con ello en 2024.

Pues bien, estos son los eventos que tiene que sortear el mercado si quiere seguir subiendo. Y no digo que no lo vaya a hacer —de hecho lo ha estado haciendo generalizadamente—, pero a veces es bueno que experimentemos pequeñas correcciones tras subidas tan rápidas como las que tuvimos en los últimos meses. Véase la sesión de ayer como buena muestra. Bien es cierto que, en lo que llevamos de 2021, todo aquello que no lo hizo bien el año pasado está recuperando parte (poca aún) del terreno perdido, pero es que, aunque no lo parezca por todo lo que he escrito en el primer párrafo, sigue habiendo unos cuantos argumentos alcistas: continúa habiendo mucho dinero fuera del mercado, los bancos centrales sostienen la recuperación y cada vez se suma más estímulo por el lado fiscal…

Y en todo esto entra en juego la elección de Joe Biden y la reciente mayoría demócrata en el Senado. Resulta que desde dichas elecciones, hace unos días, las rentabilidades del bono americano a diez años han repuntado de forma relevante (a la espera de que el anuncio de nuevos estímulos por parte del presidente electo este mismo jueves pueda ahondar en este movimiento), lo que no es tan bueno para los actuales tenedores de dicha deuda pero que acarrea otro efecto: las valoraciones que creíamos ajustadas ya no lo están tanto. ¿Por qué? Pues bien, normalmente dicha referencia se utiliza para las valoraciones bursátiles, por lo que, si la tasa de descuento es mayor, menores serán los múltiplos. ¿Un engaño de matemática financiera? Puede, pero justifica que aunque podamos ver ciertas correcciones, o podamos ver subir el value y los cíclicos, no nos despistemos tampoco de todo lo que lleva estando caro años y, aun así, sigue subiendo.

Buen martes.

Mª Salomé Bouzas Romero
Analista

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario