BLOG
29/04/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Sigue la ambigüedad de la Reserva Federal

Sigue la ambigüedad de la Reserva Federal

Buenos días.

Los mercados no recogieron con agrado la negativa del Banco de Japón a seguir proveyendo más estimulantes, claro que la ambigüedad de la Reserva Federal tampoco ayudó a aclarar este entorno en el que un banco central es capaz de tumbar las bolsas sin ayuda de nada ni nadie más.

Curioso que de momento haya pasado desapercibida la apreciación más agresiva del yuan desde 2005. Aunque más o menos esperada, no podemos olvidar que la depreciación del PBoC chino ha provocado escenarios de verdadero pánico, primero en agosto y después en enero.

Bancos centrales aparte, la cita más importante del día era la decepcionante lectura de PIB estadounidense del trimestre pasado, que tuvo un impacto extraño ya que los inversores parecen estar divididos entre quienes celebran lo malo y quienes prefieren no verlo. El consumo sigue siendo capaz de mantener la variable agregada en positivo por encima de la suma negativa de la inversión, el gasto de las empresas y las exportaciones. Dicho esto, los indicadores de inflación provocaron un choque en asuntos de política monetaria, pues el PCE creció muy por encima de lo esperado, lo que no hace sino acrecentar las dudas sobre cuándo volverá a darse otra subida de los tipos de interés. Un poco más de información macroeconómica de EEUU de cierta importancia, pues los datos de paro semanal cuentan ya 60 semanas a la baja.

Que Europa va por detrás de EEUU en el ciclo económico nadie lo discute por lo evidente de tal afirmación. Mejor reforzar esta idea a partir de los datos de inflación del bloque, donde incluso en la todopoderosa Alemania existe incapacidad de generar presión sobre los precios. En el lado contrario siguen los indicadores adelantados de confianza, puesto que los consumidores y los empresarios mantienen un optimismo controlado de cara al futuro cercano.

No salimos de este continente antes de cerrar la semana para recordar la importancia de la decisión que la agencia de rating DBRS tome hoy sobre la nota de Portugal. En caso de decidir degradar la nota soberana a bono basura, el Estado luso se enfrenta a un serio problema en la medida en que sus bonos dejarían de ser aptos para las compras del BCE … y el contagio que eso pudiera acarrear.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga

Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com