BLOG
30/03/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Se hacen públicos los desacuerdos en la FED

Se hacen públicos los desacuerdos en la FED

Buenos días.

Será por eso de animar a los mercados por lo que los miembros de la Reserva Federal hacen públicos sus desacuerdos de forma sistemática. Las voces del FOMC que vienen hablando de más subidas de tipos tan pronto como ya van en aumento, pero ahí apareció Janet Yellen para arrancar de raíz dicha posibilidad.

El entorno global, con especial énfasis en la debilidad de los emergentes, dicen que no acompaña ni mucho menos, mientras que la fortaleza del dólar, a pesar de lo que se diga sobre si EEUU es una economía cerrada, tampoco mucho, y la falta de consistencia de los actuales niveles de inflación es palpable según la presidenta de la Fed. Con abril prácticamente descartado, la duda es si antes de verano habrá subida de tipos de interés o habrá que esperar a la segunda mitad del año.

En lo que a la macro se refiere, la mejora de los datos norteamericanos es notable, muy especialmente los relativos al consumo. Si ya supimos que el impulso del PIB del último trimestre estuvo muy fundamentado en esta variable, la publicación de la confianza del consumidor «The Conference Board» reafirma el buen tono de dicha partida, cuya subida se apoya en el estado de la bolsa y el mercado laboral. Aunque mucho menos notorio, el precio de la vivienda Case-Shiller ascendió unas décimas, también en este caso ratificando las buenas sensaciones de la construcción. Mucho debe de ser lo que envidian las autoridades japonesas cuando se van conociendo indicadores económicos de EEUU o Europa, porque la tendencia en el archipiélago asiático no es capaz de corregir el rumbo a mejor por más empeño que banco central y Gobierno le pongan. Lo último, el dato de producción industrial más bajo desde el accidente de Fukushima.

A pesar de que una eventual carrera presidencial Trump-Sanders inquieta al mercado, noviembre queda aún tan lejos que el riesgo político sigue siendo patrimonio europeo… y brasileño. En España seguimos sin Ejecutivo en firme, mono o multicolor, y eso ya está notándose en el PIB; la probabilidad de un bréxit, alimentada por la amenaza terrorista, también crece aun con las advertencias no ya del sector privado, sino del propio Banco de Inglaterra; y los días de Dilma se cuentan cada vez con menos dedos, ya que la sombra de la corrupción es tan alargada que la han dejado prácticamente sola en la tarea de reformar un país que necesita un golpe de timón.

​Buen día.​

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com