BLOG
01/03/2022 AUTOR: Gonzalo Ramírez Celaya Morning meeting

El rublo en su nivel más bajo

Aunque la situación es realmente grave, las bolsas se están comportando muy positivamente. Ejemplo claro es el Eurostoxx, que desde el pasado día 23 solo ha caído un 1,21%, el Dax -1,06% y el Dow Jones un 2,29%. Resulta curioso que el Eurostoxx 50 haya caído desde principios de mes hasta el día 23 un 5,94% y a partir del día 24, inicio de la invasión rusa, solo ha perdido un escaso 1,21%. Da la sensación de que el mercado espera una solución a corto plazo. La mesa de negociación ya está en marcha y los dos países se sentaron ayer por la tarde en Bielorrusia para acercar posiciones. Las conclusiones, según representantes de cada país, fueron esperanzadoras aunque posiblemente haya mucho de marketing, y mientras los bombardeos siguen sin freno por parte de Rusia. La siguiente reunión se celebrará en Polonia.

En todo caso, el cierre de ayer no fue tan malo como se podía esperar después de las noticias sobre las fuertes sanciones (mayores que las del pasado viernes) que la comunidad internacional ha puesto a Rusia. El Dax, que llegó a perder un 2,91% a primera hora de la mañana, terminó con una escasa pérdida de -0,58% y nuestro índice terminó en tablas, en 8485,20. El Eurostoxx cerró con una caída de -1,12% hasta 3926,29.

Las bolsas americanas se comportaron de igual forma. El índice Dow Jones se dejó un 0,49%, S&P 500 -0,24% y el Nasdaq cerró en positivo. En Asia, las bolsas cerraron en positivo exceptuando el Hang Seng.

Las medidas adoptadas ayer por la comunidad internacional, restringiendo los movimientos y la financiación, no solo de bancos rusos (Sberbank perdió un 65% de su valor), sino del propio banco central, afectaron a los tipos de interés teniendo que subirlos hasta el 20% desde 9,5%, buscando que los depósitos en rublos sean atractivos. A última hora de ayer el banco central ruso prohibió hacer transferencias en moneda extranjera.

Estas medidas castigaron al rublo, que cayó a su nivel más bajo por la prohibición de utilizar el sistema internacional de pagos SWIFT, restringiendo al banco central ruso el acceso de más de 600.000 millones de dólares de sus reservas, lo que dificulta la capacidad para respaldar su moneda. Y no debemos olvidar las sanciones a oligarcas rusos, a Putin, al ministro de Asuntos Exteriores Serguéi Lavrov, a los 351 miembros de la Duma y al Consejo de Seguridad de Rusia, prohibiendo también el visado a diplomáticos, funcionarios y empresarios. También afectó esta medida a funcionarios de Bielorrusia.

Toda esta nueva situación está afectando a los CDS de Rusia (swaps de incumplimiento crediticio), y los traders están valorando en un 56% la posibilidad de que Rusia incumpla sus obligaciones de pago. Sin duda, estas nuevas medidas adoptadas este fin de semana están haciendo un gran daño al sistema financiero ruso.

En relación con el mercado, ayer el sector que mejor comportamiento tuvo fue el de defensa e ingeniería por la declaración de Alemania de canalizar 100.000 millones de euros para modernizar el ejército. Gastará un 2% del PIB, en línea con el objetivo de la OTAN, que Berlín nunca ha logrado cumplir. Esta noticia movió a todo el sector, y encontramos compañías como Rheinmetall, Leonardo y BAE Systems que en algunos casos subieron por encima del 30% de su valor.

La situación va a afectar considerablemente a las políticas monetarias de los bancos centrales. No hay duda de que estamos en un escenario de estanflación, con el indicador favorito de la Fed (Personal Consumption Expenditures) subiendo hasta +6,1%, y en Europa, y en especial en España, con un IPC en el 7,4% (hoy se publican en Alemania). Los traders de renta fija están apostando a que la Fed no dejará atrás sus políticas monetarias expansivas tan rápido como sugiere la inflación. El bono a cinco años descontaba una tasa de 1,95% y actualmente se encuentra en el 1,75%. Y las subidas de siete veces para este año, que descontaba el mercado, se rebajan a cinco veces. Fijándome en el balance de la Fed (FASRBAST Index) veo que lo sigue impulsando hasta nuevos máximos históricos, lo que me hace pensar que la retirada del apoyo monetario no será tan rápida como se presume. En Europa volvemos a los tipos negativos a cierre de año, cerca de los niveles de -0,30% para la última reunión de diciembre.

Menores subidas de tipos, mayor inflación, menor crecimiento y alta volatilidad. Escenario nada cómodo que invita a ser prudentes.

Feliz martes.

Gonzalo Ramírez Celaya
Director de Renta Fija

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com