BLOG
30/09/2015 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Reviven viejos fantasmas

Buenos días.

Hoy por hoy nos encontramos en un punto en el que el camino viene marcado por la falta de claridad y referencias determinantes. Días como el de ayer así lo atestiguan, en el que un buen par de referencias macroeconómicas desatan la euforia casi al mismo tiempo que ésta se desinfla. Y claro, así no son de extrañar los repuntes tan agresivos de la volatilidad, que cada cierto tiempo y sin apenas despeinarse, reviven viejos fantasmas.

La política monetaria de EEUU sí representa algo a lo que agarrarse. Primero en lo que al FMI hace referencia, muy cercano al «donde dije digo, digo Diego», pues parece ser algo más partidario de elevar los tipos. Segundo por una nueva amenaza de shutdown. En ningún caso es descartable que la clase política norteramericana vuelva a forzar un cierre de la Administración Pública, de la misma manera que tampoco se puede olvidar el impacto que esto ha tenido y volvería a tener sobre la actividad real, y en consecuencia sobre las decisiones de la Fed.

Antes de verano hubo momentos en los que la inflación, o reflación, tenía presencia, pero lo cierto es que en Europa el efecto de la reducción de los costes energéticos está arrastrando a todos los países hacia niveles de precios en niveles negativos. España ya lo estaba y no parece encontrar suelo, mientras que Alemania ya ha dejado de ser un superviviente en terreno positivo. Esto choca relativamente con las declaraciones del presidente del Bundesbank, quien habla de la deflación como un riesgo pasado y olvidado, a la par que de la imposibilidad de un final anticipado del QEuropeo precisamente porque no hay presiones al alza sobre los precios.

El resto de la macro de ayer y hoy ha sido de lo más variado. Como decíamos, las lecturas de confianza del consumidor de la zona euro y EEUU (Conference Board) pasaron por encima de las expectativas, sensaciones vitales en las economías desarrolladas en las que el peso del gasto privado es preponderante. En el lado opuesto se sitúa Japón, donde los Abenomics siguen sin dar resultado. Al gran fracaso de revitalizar la inflación se une el del sector industrial, además de las ventas minoristas, que aunque en positivo, muestran la debilidad del consumo.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com