BLOG
19/10/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

¿Quién controlará el futuro de China?

¿Quién controlará el futuro de China?

Hoy, salvo sorpresa mayúscula, podemos empezar a contar los días para que el Gobierno aplique las medidas del artículo 155.

Esto, llevado al extremo, no pasaría de otra bronca política alejada de la realidad del ciudadano si no fuera por el inmenso impacto económico que sobre todos nosotros españoles va a tener. El PIB ya ha sido revisado a la baja (se habla incluso de más de un 50%), la inversión, como la creación de empleo, cae, el déficit podría lógicamente aumentar… bravo. Solo en España podía alguien ser capaz de intentar dinamitar desde dentro la recuperación económica que tanto trabajo estaba costando alcanzar.

Los mercados miran con recelo lo que aquí acontece, si bien la sensación general es positiva gracias al impulso de los indicadores económicos y los beneficios de las compañías. Ayer, aunque el S&P 500 volvía a marcar un nuevo máximo como el Dax, ninguno quizás tan importante como el del Dow Jones, que por primera vez terminaba superando los 23.000 puntos. Ni que decir del Nikkei, cuyo mayor cierre en dos décadas se parapeta en la previsible victoria electoral por aplastamiento de Abe este domingo… Claro que otros como May también anticiparon una mayoría más cómoda y hoy se asemejan más a una minoría.

En el aspecto macroeconómico, la importancia del Libro Beige de la Fed se resume en más de lo mismo, es decir, crecimiento de la actividad de EEUU entre modesto y moderado a pesar de los huracanes, si acaso con alguna queja en lo tensionado que se encuentra el mercado laboral. Coincidió en el tiempo con la construcción de vivienda nueva y los permisos de construcción, ambos por debajo de lo previsto y de lo publicado en agosto.

Por su parte, aunque haya más expectación en quién controlará el futuro de China después del congreso del PCCh que se está celebrando estos días, es necesario comentar que la batería de datos publicados hoy también siguen una pauta «moderada». Sin resultar una sorpresa, el PIB del tercer trimestre ha cumplido con las previsiones del 6,8%, lo que al menos sirve para que los mercados no señalen al gigante como fuente de problemas. Más o menos lo mismo que las ventas minoristas, la producción industrial o la inversión en activos fijos, todos ellos alrededor de las cifras que habíamos previsto.

​Buen día​.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com