BLOG
08/09/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Pues eso, BCE

Pues eso, BCE

Todo para el BCE. Y luego todo para el mercado, que para eso tenía la respiración contenida.

Lo mejor es que una reunión de tal trascendencia nos ayuda a olvidarnos de huracanes, misiles y votaciones varias, que no es que no nos vaya a venir bien para descansar de tensiones sobrevenidas y no pedidas.

Pues eso, BCE. La comparecencia de Mario Draghi apuntaba maneras y cumplió sobradamente con las expectativas, ya sea para los bonos, la divisa o la libre interpretación de cada uno. Pero naturalmente, por exigencias del guion, la valoración del euro capitalizó la atención, el cual, como confirmó el italiano, ha pasado a convertirse en un «asunto» de primer orden por el daño que le puede hacer a la recuperación del mercado común.

Sin embargo, el mercado no juega la baza de la divisa por sí sola. La afirmación de que se han dado conversaciones preliminares sobre el darle comienzo al tapering del QEuropeo, así como la posibilidad de que este sea en otoño, fueron suficiente para que la divisa comunitaria siguiera al alza, todo lo contrario a las intenciones del BCE. Pero es que para esto también hay que comprender que la curva de deuda de EEUU está de capa caída por culpa de que las presiones inflacionistas se desinflan, lo que lleva a un dólar que está cediendo terreno frente a todas las monedas contra las que se había tensionado de más.

A pesar de que lo del euro va a suponer un quebradero de cabeza para el BCE si no corrige, el buen dato de PIB de la zona euro para el segundo trimestre vino a confirmar el discurso positivo con el que Draghi presentó la situación de la actividad en el bloque. Muy distinto a lo de Japón, que con la revisión a la baja de las cifras de crecimiento del trimestre pasado no hace sino confirmar que los ya casi olvidados Abenomics han servido para darle un impulso a la bolsa de Tokio y poco más.

Para contrarrestar ese dato de PIB, China ha presentado esta madrugada unas cifras que empeoran la foto de la balanza comercial, pero que el mercado prefiere leer por su vertiente positiva. Y es que aunque las exportaciones son inferiores a lo que se esperaba, el sólido incremento de las importaciones saca una foto mejorada de la economía del gigante.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com