BLOG
27/03/2017 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Primer contratiempo para Donald Trump

Primer contratiempo para Donald Trump

Primer contratiempo para un Donald Trump que hasta la fecha había salido indemne de todos los fuegos en los que había participado o que él mismo había provocado.

La lucha contra las distintas corrientes del Partido Republicano ha sido lo suficientemente intensa como para obligarle a retirar la reforma del Obamacare, de lo que se deduce que la imagen de todopoderoso de la que ha disfrutado hasta la fecha es sólo eso, imagen.

Modificar o eliminar el sistema sanitario de EEUU tiene su impacto sobre los mercados financieros, claro que sí. Pero no es esto lo que más importa a los inversores, sino hasta qué punto será posible cumplir con lo que de verdad les interesa, que no es otra cosa que sacar adelante la famosa política de desregulación y la rebaja de impuestos, los dos argumentos sobre los que han pivotado las subidas bursátiles de los últimos meses. Y no podemos olvidarnos tampoco de la Reserva Federal, siempre alerta a lo que la Casa Blanca pueda modificar.

La dosis de política europea también es potente como para llamar la atención. Primero porque esta semana, nueve meses después, al fin se activará el artículo 50 que da luz verde al brexit. Salir, saldrá. Ahora, bajo qué condiciones es otra historia por fascículos para los dos próximos años. Además, Angela Merkel ha demostrado por qué lleva doce años al frente de Alemania después de que las elecciones regionales del Sarre, para las que se preveía otro bajón, la hayan afianzado como primera candidata a la Cancillería de cara a las elecciones de noviembre.

Llama la atención que con lo descrito sobre el Reino Unido o Alemania, más el efecto Le Pen o unas hipotéticas elecciones italianas con un alto resultado antieuropeista, a muy duras penas todo esto se deja notar en los indicadores económicos del bloque. Los PMI han sido buenos. O mejor dicho, muy buenos, tanto por la vía de los servicios como por la de las manufacturas y en niveles no vistos desde antes de empezar todas las crisis de deuda de la región. Así que hoy por hoy las expectativas son buenas, si bien siempre son susceptibles al cambio.

Por ultimo queda comentar la reunión entre la OPEP y los no-OPEP, que salvo por haberse dado lametazos a izquierda y derecha, para poco más merece seguir describiendo.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga

Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com