En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

El peor trimestre desde 1980 en los mercados de bonos

El peor trimestre desde 1980 en los mercados de bonos

Comparte este post:
La euforia de los inversores y el aumento de los déficits gubernamentales a lo largo del globo han provocado un aumento de la rentabilidad exigida no vista en una generación

Iniciamos un nuevo trimestre en los mercados con la esperanza de que el ritmo de vacunación aumente y nos permita recuperar de una vez por todas la actividad económica previa a la pandemia. Europa se ha quedado claramente rezagada y nos enfrentamos a una cuarta ola, mientras el resto de las economías ya están reabriéndose por completo.

Comenzamos registrando máximos al otro lado del Atlántico y dejando cada vez más lejos los niveles marcados hace apenas doce meses. La lista de catalizadores que nos ha permitido asistir a la mayor recuperación de la historia en tan poco tiempo es larga y variada: partíamos de unos niveles de sobreventa extremos, el desarrollo de vacunas, la reapertura económica, el resurgimiento de los beneficios, el mejor rendimiento de cuatro trimestres consecutivos del S&P 500 con un apoyo sin precedentes de la Reserva Federal y las tres rondas de estímulo fiscal que totalizan 5,2 billones de dólares.

Además, los datos de empleo dan signos de mejoría. La recuperación del empleo en Estados Unidos se aceleró en el mes de marzo con la creación de 916.000 puestos de trabajo, muy por encima de los 675.000 que esperaba el consenso del mercado. Además, se revisaron al alza los dos meses anteriores con 156.000. Y la semana laboral promedio recuperó tres cuartas partes de lo que se perdió en febrero. La tasa de desempleo se redondeó al 6,0% desde el 6,2%. El repunte tras las tormentas de invierno de febrero, el calendario de vacunación, una mayor apertura y el apoyo fiscal adicional esperado contribuyeron al aumento. A pesar de las buenas noticias, este informe no debería afectar las perspectivas a corto plazo de la política monetaria, ya que el mercado laboral sigue muy lejos del objetivo de la Reserva Federal de lograr el pleno empleo.

En el otro lado, hemos vivido el peor trimestre desde 1980 en los mercados de bonos. La euforia de los inversores y el aumento de los déficits gubernamentales a lo largo del globo han provocado un aumento de la rentabilidad exigida no vista en una generación.

Buen lunes de Pascua.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario