BLOG
08/09/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

«Papá banco central»

Papá banco central

Buenos días.

No sabemos ni siquiera cuál va a ser la hoja de ruta del proceso de desconexión entre la Unión Europea y el Reino Unido pero ya hay parte del mercado, la que de verdad no sabe vivir sin la asistencia de «papá banco central», que exige más estímulos al BCE para hacer frente a un proceso sin cimientos. ¿Que a pesar de todo puede que efectivamente suceda? Pues pudiera ser, si bien no serían muchos los inversores que respaldaran tal decisión. Lo que sí tendría más sentido y es más probable que suceda es que haya modificaciones en relación a los bonos actualmente elegibles, pues de seguir así las rentabilidades, no queda mucho para que los problemas de oferta, que ya han empezado a surgir, dificulten las compras.

Mientras la carrera electoral de EEUU se va calentando con nuevas propuestas de esas que nunca se cumplen, otro miembro más de la Reserva Federal se sumó a las alertas que varios de ellos están lanzando, según las cuáles septiembre no es un mal momento para volver a subir los tipos porque la economía no está tan mal como parece. Si sucede y no estamos preparados, luego no vale pedirle explicaciones a la Fed. Aunque muchos estaban pendientes de la presentación del iPhone 7 y la simbiosis de Apple con Mario Bross, resultaba más importante la información extraída del Libro Beige del banco central norteamericano, que vuelve a hablar de crecimiento modesto de la actividad real, así como de la ligera presión salarial, pero sólo en los puestos de mayor cualificación.

Asia nos ha dejado una batería de indicadores económicos de bastante peso esta madrugada. El eterno estancamiento de Japón se ha visto alterado por la corrección en la lectura del PIB del segundo trimestre, el cual ha sido revisado medio punto al alza gracias a la inversión, el gasto y el efecto matemático de los inventarios. Por su lado, la debilidad del yuan, de la que por cierto ahora no habla nadie, le ha servido al gigante para mejorar las exportaciones, que no el superávit comercial, pues también las importaciones han experimentado un ascenso considerable. La nota negativa viene por el lado de las reservas, cuya reducción sigue reflejando las salidas de capitales.

Buen día.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com