BLOG
09/09/2021 AUTOR: Virginia Pérez Palomino Morning meeting

El panorama político electoral alemán está ganando en complejidad

La sesión de ayer estuvo caracterizada por la toma de beneficios en las bolsas mundiales. Las revisiones a la baja en las expectativas de crecimiento a nivel global restan optimismo a los inversores. Mientras aguardamos a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE y a la intervención de cinco consejeros de la Fed, las referencias más notables de la semana, que se desarrollarán a lo largo del día de hoy, vamos a ponernos un poco al día en política centroeuropea.

¡Qué trajín! A falta de tres semanas escasas para las elecciones en Alemania el ambiente se está caldeando y de qué manera.

Antes de ver cómo se plantea la cuestión política para las elecciones vamos a comenzar con los ciberataques rusos que intentan robar información de los diputados alemanes. La portavoz del Ministerio de Exteriores de Alemania afirmaba que posee «información confiable» de que el servicio de inteligencia militar ruso se encuentra detrás de este ataque. El Gobierno germano exigió el pasado lunes al Kremlin que inmediatamente cesara su apoyo a estas actividades de piratería informática que parecen provenir de la denominada «Ghostwriter», vinculada con la inteligencia militar rusa. En definitiva, miedo en el Ministerio del Interior por el riesgo de que las elecciones de septiembre sean blanco de ciberataques rusos. (¡Qué cosas! Esto antes no pasaba)

El panorama político electoral alemán está ganando en complejidad. Si hace unas semanas la CDU (Unión Demócrata Cristiana, identificados con el color negro) aparecía como clara ganadora, resulta que su débil candidato Laschet —cualquiera palidece frente a su antecesora Merkel— ha ido perdiendo fuerza. Los Verdes de Baerbock se han estancado y el SPD (Partido Socialdemócrata, color rojo) con Scholz, es el que se presenta como el rival fuerte, ahora empatado con la CDU. Será cuestión de popularidad, o de haberse mantenido alejado de los focos y la pelea entre sus dos adversarios o bien que está sabiendo sacar buen rédito a su posición como vicecanciller, no lo sé, pero ahí está, encabezando las encuestas como preferido para canciller.

Entre esta pelea de gigantes podrían quedar ocultos el Die Linke (la Izquierda, granate) y sobre todo el FDP (Partido Demócrata Libre, amarillo) que con un 13% de votos, que le dan las encuestas, podría recuperar su papel de partido bisagra. Además de configurarse como firme candidato a liderar la cartera de economía, como ha ocurrido en las dos últimas legislaturas de Merkel o en el último gabinete de Helmut Kohl.

El panorama está muy abierto y la posibilidad de una alianza tripartita para formar un Ejecutivo estable es elevada. Se baraja una coalición Jamaica (CDU, Verdes y FDP), una coalición semáforo (SPD, Verdes y FDP), o incluso una exclusivamente de izquierdas (SPD, Verdes y Die Linke). También están las menos probables, Kenia (CDU, SPD y Verdes) y la Alemania (CDU, SPD y FDP).

Si han llegado hasta aquí estoy casi segura que están sonriendo e incluso piensan que les he tomado el pelo a lo teutón. Pero no, y ahora ya sabemos que Jamaica o Kenia no son solo variedades de café.

En fin, la lucha se mantiene muy viva y los dos combates televisivos que quedan serán definitorios. Veremos cómo termina la fragmentada era pos-Merkel.

Feliz jornada.

Virginia Pérez Palomino
Directora de Renta Variable

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com