BLOG
22/03/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Otra vez en Europa

Otra vez en Europa

Buenos días.

Otra vez en Europa, ahora en el corazón de la Unión Europea o de la OTAN, tenemos que volver a sufrir otro golpe del terrorismo que deja en nada todas las demás noticias del día, mercados financieros incluidos. A diferencia de otros aspectos de la vida, en éste, no por mucho repetirlo podremos acostumbrarnos jamás por más que haya quien le quiera buscar un porqué.

De vuelta al terreno que nos debe ocupar, la sombra proyectada por la Reserva Federal es demasiado alargada para obviarla ni siquiera un día. El presidente de la Fed de San Francisco, Williams, ha hablado sin tapujos sobre la probabilidad de otra subida de tipos en abril o junio, siempre y cuando todo siga igual. Complicado, que no imposible. Añadió que este movimiento no se ha producido ya por el estado del entorno internacional, lo que da fe de las muchas variables que este bancos central sigue a la hora de tomar decisiones de tantísimo calado. Además de éste, también el representante de la sucursal de Richmond aprovechó para situar la inflación en el 2% dentro de la categoría de probables. Posible, que no inmediato.

Ante las menores atenciones que parecen requerir los inversores desde los bancos centrales, estos últimos no se dan por vencidos en su papel por y para evitar otra recesión global. De ahí que el BCE eleve cada día más la voz contra quienes tienen que dar soluciones para generar crecimiento económico en Europa, sus dirigentes políticos. En una estrategia en pinza, por un lado se exige más inversión pública (sólo productiva por favor), y por el otro llegan las quejas de poder fiarlo todo a quien nada más es responsable de mantener una inflación sana.

Por último tenemos hoy dos apuntes micro a considerar. Apple ha lanzado la enésima modificación del iPhone, ahora en tamaño y precio reducidos, lo que empieza a levantar sospechas sobre la falta de ideas de una compañía que ha revolucionado ella sola el panorama tecnológico de los últimos dos lustros. Por su parte, el agujero reconocido de USD 10.000 MM en las cuentas de Petrobras pone de manifiesto la diferencia entre dirigir una empresa al servicio de los intereses del Estado o de sus accionistas. Y eso, en el Brasil de hoy, se paga.

​Buen día​.

Amílcar Barrios Vilallonga

Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com