En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Nuevos máximos históricos en Estados Unidos

Nuevos máximos históricos en Estados Unidos

Nuevos máximos históricos en Estados Unidos

Comparte este post:
Las acciones norteamericanas están subiendo gracias a las recompras que hacen las propias compañías

3.000 en el S&P 500, 27.000 en el Dow Jones… Ya tenemos nuevos máximos históricos en Estados Unidos, y es en niveles que eran difíciles de imaginar cuando llegó Trump al poder hace casi tres años.

La velocidad a la que suben los índices no deja de sorprendernos. Podremos intentar explicar que la inyección de los bancos centrales acabó en los mercados, en vez de llegar a los ciudadanos, o que el aumento del peso de la gestión pasiva en los mercados provoca que se acaben comprando los valores más caros. Pero la realidad de este año es que las acciones norteamericanas están subiendo gracias a las recompras que hacen las propias compañías y el principal motivo, reforma fiscal a parte, es que no encuentran mejor alternativa de inversión. La incertidumbre sobre la guerra comercial o la salud de la economía, está llevando a los directivos a posponer sus decisiones de inversión. Las oportunidades atractivas para las compañías del país están limitadas en muchas industrias, mientras que los saldos de efectivo siguen siendo elevados y los beneficios continúan aumentando. En los últimos seis años, la demanda de acciones por parte de las cotizadas estadounidenses ha llegado a duplicarse, convirtiéndose así en uno de los principales pilares sobre los que se asienta el mercado alcista.

Aunque los mercados parezcan que no lo tienen en cuenta, ayer también pasaron otras cosas. La intervención de Powell, Presidente de la Reserva Federal, se saldaba sin novedades ante el Senado: mantuvo el mensaje ultra acomodaticio y el compromiso de respaldar la expansión económica americana. Pero dejó un mensaje que no caló mucho en los inversores, y es que los salarios más pronto que tarde acabaran subiendo, y con ellos la inflación. Pero el IPC de junio no le dio mucha credibilidad, ya que fue más débil que en mayo y cada vez se aleja más del objetivo del 2%.

Por su parte, Trump volvía a cargar contra China. Esta vez porque no están comprando suficientes productos agrícolas… Algún asesor debería decirle que las cosas en Asia no están en estos momentos como para tensar mucho la cuerda. El PIB del segundo trimestre de este año de Singapur ha sido el peor desde 2009. Ni la cifra ni el país es baladí, ya que su economía sirve de termómetro para saber cuál es la situación en la región. Además, con datos de los que podemos fiarnos, no como los chinos.

Vamos, que el mercado estadounidense está en máximos, pero la economía no tiene muchos motivos de celebraciones.

Buen fin de semana.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario