BLOG
09/06/2022 AUTOR: Víctor Álvarez Morning meeting

El mercado ya ha ajustado buena parte de las valoraciones

Los inversores continúan dubitativos en la antesala del dato de inflación en Estados Unidos, que conoceremos el viernes. Las bolsas retrocedieron ayer, aunque el S&P 500 lleva siete días moviéndose en un rango de apenas 50 puntos. Parece que el mercado ya ha ajustado buena parte de las valoraciones ―algunas con más violencia que otras― asumiendo que la Fed se tomará un descanso tras las posibles subidas de tipos en junio, julio y septiembre. Por eso, a pesar de haber visto cómo la rentabilidad del bono a 10 años estadounidense volvía a superar la barrera del 3%, los valores de corte tecnológico y de internet han tenido un comportamiento sorprendentemente bueno. El escenario base ya está descontado, sin embargo estamos lejos de asimilar una Fed todavía más agresiva o una inflación que no cede al ritmo esperado. Ante esa situación, dónde muy probablemente la rentabilidad de los bonos seguiría subiendo, deberíamos ver más caídas. Hay que marcar en rojo el dato de IPC del viernes.

 

La sorpresa está viniendo por parte de China. Las reaperturas tras los nuevos confinamientos y una postura menos dura contra el sector tecnológico ha impulsado a las cotizaciones de las principales compañías en la última semana. Repunte más que significativo ayer de Alibaba (+14,67%), Tencent (+7,57%) o JD.com (+7,66%), entre otras. Va a ser interesante la postura del país asiático ahora que las principales potencias occidentales comienzan a plantear políticas monetarias menos expansivas. Recordemos que recientemente Xi Jimping reiteró su postura más acomodaticia para seguir apoyando el crecimiento de China. Entre esto, una inflación mucho menor que Europa o EE.UU. y la relajación en las presiones hacia las tecnológicas está provocando una fuerte entrada de flujos en las bolsas de la región.

 

Impera la volatilidad en los mercados

 

Hoy tendremos una agenda macroeconómica bastante tranquila, si bien el Banco Central Europeo dará a conocer su decisión sobre los tipos de interés. En principio no se esperan grandes cambios respecto a reuniones anteriores. Bueno ni grandes ni pequeños. Lo que me recuerda, de nuevo, la frase de Dewey en Malcolm in the Middle: «Nunca espero nada de ustedes y aún así logran decepcionarme». Bromas aparte, Lagarde debería anunciar un alza en los tipos de interés para julio y el final de las compras de deuda. Con una inflación del 8,1% en la eurozona, el elefante ya está en la habitación. Lo mejor es que creen que subiendo 25 puntos básicos en julio y septiembre lo van a sacar. Es más probable que se vaya solo a que logren hacerlo ellos.

 

Feliz jueves.

 

Víctor Álvarez Sanz
Analista

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com