BLOG
02/10/2023 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Mal mes, mal trimestre

General Motors, trabajadores unidos del automóvil en huelga en EE.UU.

Dejamos atrás una mala semana, que sirve para cerrar un mal mes y un mal trimestre. Los precios más altos del petróleo han llenado de preocupaciones a unos inversores que piensan que los bancos centrales van a tener muchas dificultades para controlar la inflación. A estas dudas se les unía la creciente probabilidad de un cierre de la Administración de Estados Unidos, que quedaba disipada, in extremis, durante el fin de semana. Al menos durante 45 días.

 

Gráfico del comportamiento mensual de varios activos. Datos a cierre de septiembre.

Fuente: Bloomberg.

 

El rendimiento del bono de referencia del Tesoro de Estados Unidos a diez años alcanzó un máximo de más del 4,6% el miércoles tras las palabras de John C. Williams —presidente de la Fed de Nueva York—, aunque bajó después de la publicación de unos alentadores datos de inflación de la zona euro y Estados Unidos. No obstante, terminaron el trimestre en sus niveles más altos en este ciclo actual de subida de tipos, con tipos reales que alcanzaron niveles no vistos desde 2008. Por el contrario, el extremo corto de la curva de rendimiento del Tesoro tuvo un buen desempeño, con el rendimiento a dos años cayendo en 10 p.b. durante la semana a alrededor del 5%. La deuda ligada a la inflación (TIPS) también se veía afectada por el aumento de los rendimientos reales, experimentando una caída de más del 2% en el tercer trimestre de 2023. En Europa, a pesar de la evolución positiva de la inflación y el deterioro de las perspectivas económicas, también se produjeron caídas de precio. El rendimiento del bono alemán a diez años tocó casi el 3% antes de terminar la semana en alrededor del 2,8%, marcando un aumento de 40 puntos básicos durante el mes. Por primera vez desde 2011, el rendimiento alemán a treinta años cruzó el umbral del 3%. Del mismo modo, los rendimientos italianos aumentaron, con el rendimiento a diez años alcanzando el 4,88%, su nivel más alto desde 2012.

 

En este contexto parece razonable que el índice S&P 500 sufriera un cuarto retroceso semanal consecutivo, ya que la presión al alza sobre las tasas pareció pesar sobre la confianza de los inversores. Dentro del índice, las empresas de servicios públicos perdieron más terreno. Las acciones de energía, por otro lado, tuvieron un rendimiento superior. En Europa, el STOXX Europe 600 terminó un 0,67% más bajo en medio de preocupaciones sobre un período prolongado de tasas de interés más altas y una economía china débil. El índice CAC 40 de Francia cayó un 0,69%, el DAX de Alemania cayó un 1,10%, el Ibex 35 un 0,78% y el FTSE MIB de Italia cayó un 1,16%. Por su parte, el índice FTSE 100 del Reino Unido perdió un 0,99% y el Nikkei se dejaba un 1,68%.

 



Informe mensual - Tressis visión

 

Y eso a pesar de que los mercados de acciones subieron en el último día de negociación del trimestre después de comentarios moderados de los funcionarios de la Reserva Federal y señales de que la inflación europea finalmente se está desacelerando. Sumándose al sentimiento positivo, el Wall Street Journal informó que el vice primer ministro de China, He Lifeng, y el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, están discutiendo posibles visitas a Estados Unidos para preparar una posible cumbre entre Xi Jinping y Joe Biden.

 

En el otro lado de la balanza encontramos la huelga de los trabajadores de la automoción americana, ya que United Auto Workers extendió los planes de huelgas a más plantas de Ford y General Motors. El impacto puede ser relevante para la principal economía del mundo y no parece que se vaya a llegar a un acuerdo rápidamente, sobre todo tras las duras declaraciones del presidente de Ford el viernes. Además, la huelga se ha convertido en un tema de la campaña electoral del próximo año. Joe Biden protagonizó este martes lo nunca visto: un presidente de EE.UU. en activo participando en un piquete. Y Donald Trump también se ha sumado al apoyo con varios discursos.

 

Esta semana tendremos noticias relevantes, como la reunión de la OPEP+ del miércoles y los datos de empleo de EE.UU. del viernes. Los PMI de servicios y manufactureros del mes de septiembre de las principales economías, junto con la evolución de los precios inmobiliarios del Reino Unido, ayudarán a conocer cuál está siendo el impacto de las medidas de los bancos centrales.

 

Buen lunes

 

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 020 274
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com