BLOG
21/02/2020 AUTOR: Salomé Bouzas Morning meeting

Los resultados del primer trimestre

Los resultados del primer trimestre

Puede que al mercado se le esté pasando el “colocón” que parece que tenía encima.

Si no, no se explica que mientras una fuerte epidemia se extendía en China, paralizando la actividad de la segunda potencia mundial casi un mes (y otro más en el que el ritmo se ha ido recuperando muy poco a poco), nadie pensase y descontase el impacto que iba a tener sobre los resultados del primer trimestre de muchas cotizadas. No debería haber sido ese un ejercicio intelectual muy complejo si tenemos en cuenta que de las grandes compañías a nivel global, muchas obtienen una parte sustancial de sus beneficios de economías asiáticas. Y si los orientales no son sus clientes, son sus proveedores. O las dos cosas a la vez.

Ayer era Procter & Gamble la que se sumaba a Apple y HSBC, constatando de forma pública que esta situación tendría un impacto sonoro en sus cuentas. Y con ello se cayó la venda de los ojos de muchos inversores que aprovecharon para consolidar beneficios. Llámenme pájaro de mal agüero, pero no deberíamos extrañarnos si empiezan a ser habituales este tipo de declaraciones, o si, empezada la temporada de presentación de resultados del primer trimestre de 2020, tenemos profit warnings “como churros”.

Este impacto será probablemente uno de los puntos del día en la reunión que los ministros de Economía del G-20, así como los gobernadores de los distintos bancos centrales, celebrarán este fin de semana en Riad. El FMI ya les ha alertado de que no retiren los estímulos fiscales y monetarios, pues el crecimiento previsto para este 2020 ha sufrido un duro revés nada más comenzar el año y ahora mismo es un ser frágil y desamparado.

Pese a todo, el mundo no se detiene, y Huawei sigue en el centro de todas las miradas cuando se habla de 5G. Ayer, el vicesecretario de Ciberseguridad y Comunicaciones Internacionales estadounidense, (me pregunto cómo le cabrá el nombre de su puesto en las tarjetas de visita), Robert Strayer, se dirigía específicamente al Gobierno español alertándole sobre los problemas que, en su opinión, surgirían al dejar entrar en el juego a la compañía asiática. Así, instaba a que fuesen Ericsson o Nokia los proveedores de la tecnología 5G, empresas europeas que sí cumplen con la regulación occidental sobre propiedad intelectual. Después de la tasa Google, si llevásemos la contraria también con esto, agradeceríamos la caída de las exportaciones de vino y queso español a Estados Unidos por la aplicación de aranceles. Íbamos a necesitar aquí grandes cantidades de esos productos para sobrellevar nuestros problemas si Washington decide desatar su ira tarifaria contra nosotros.

Buen fin de semana.

Mª Salomé Bouzas Romero
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com