BLOG
21/03/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Los mercados viven un «pequeño agosto»

Los mercados viven un "pequeño agosto"

Buenos días.

Tiene pinta que el peso de la Semana Santa va a hacer de los próximos días en los mercados algo no demasiado movido. Aunque tan sólo hay que decirlo para que tengamos un «pequeño agosto» concentrado en unos mercados financieros faltos de padre y madre cuando no hay novedades de los bancos centrales.

Pues las hay. El gran dolor de cabeza que es el estado económico de China puede obligar al banco central a volver a actuar, y de hacerlo, las autoridades del gigante han aprendido que mejor no jugar con la valoración del yuan, sino con una política monetaria más laxa, hacia donde apuntan las posibilidades. Por supuesto que la total falta de inflación que hay en Europa, otra vez confirmada con una lectura negativa del índice de precios de producción de Alemania, también tiene en alerta permanente al BCE. El economista jefe, muy al estilo de Draghi, ha vuelto a reiterar la absoluta predisposición del banco central para bajar más los tipos si fuera necesario. Nada más que por si quedaban dudas.

En EEUU la Fed ya ha dejado claro su mensaje de tres subidas de tipos bajo un escenario ceteris paribus, es decir, con todo lo demás igual. Claro que eso roza el imposible en un mundo como el actual, más aun con tanta dependencia de un calendario macroeconómico altamente volátil por fases. Dentro de todo lo que la reserva Federal debe entrar a considerar está el petróleo, un indicador que, a la par que el impacto positivo de sus consecuencias, se va actualizando al instante. Una de éstas es el riego de dinero en forma de mayor renta disponible en los países desarrollados, o en su defecto entre los receptores netos de energía. Sin embargo, no ha sido esto lo que ha sucedido hasta la fecha, pues las familias occidentales han preferido optar por la vía del desapalancamiento en lugar de incrementar el consumo, lo que no hace sino más curioso el descenso de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, explicado por el miedo que los precios de la gasolina puedan subir.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com