BLOG
29/07/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Los mercados siempre quieren más

Los mercados siempre quieren más

Buenos días.

Los mercados siempre quieren más, claro que luego sufrimos los revolcones que nos merecemos. La reacción inicialmente negativa a la decisión del Banco de Japón es la última muestra de la dificultad de satisfacer a unos inversores malacostumbrados a caer sobre multitud de redes de seguridad. Y es que a la vista del ritmo de las compras de activos, ampliadas esta madrugada a través de ETFs, queda clara la necesidad de estímulos, a lo que los más puristas responden rasgándose las vestiduras. O quizás todos temen que el BoJ acabe teniendo que sustituir pólvora por agua. Para los partidarios de la intervención de los bancos centrales hay excusa esta vez, otro dato más de inflación en Japón que refleja que esta variable macroeconómica se despidió para quizás nunca volver.

En línea con lo anterior, el hecho de que las bolsas estén en muchos casos por encima de los niveles prebrexit, tiene mucho que ver con el apoyo que todos sabemos que brindarán los bancos centrales, siempre que sea necesario. Sin embargo, la economía real, la que está alejada de la Fed o el BCE, sigue progresando adecuadamente a los supuestos efectos del adiós del Reino Unido, al menos de momento. Vale que las últimas lecturas de PIB de Francia o España correspondientes al segundo trimestre aún no han podido recoger el resultado del referéndum, si bien los indicadores de sentimiento económico de julio, ya con el brexit en el estómago, han escalado posiciones, demostrando esa cierta indiferencia a una situación política totalmente incierta.

No fueron esos los únicos datos macro de la sesión. Lo más representativo de la ligera mejora global, que cuenta con la inestimable ayuda de las matemáticas y el efecto calendario, es el IPC alemán, el último de los grandes países europeos en el que se registra crecimiento y se aleja el miedo a la deflación. Por su lado, el calendario de indicadores de EEUU fue de lo más insulso, con una mínima ampliación del déficit comercial, el descenso del manufacturero regional de Kansas y los inventarios mayoristas estabilizados.

Y los resultados de las compañías… Pues para sorpresa de muchos están dejando una huella bastante mayor de la que parecía que el actual entorno les iba a permitir. Bancos europeos y tecnológicas americanas siguen destacando por encima del resto. De entre los primeros, el BBVA se suma, porque se tenía que sumar, a las dificultades del resto de entidades financieras del área del euro, solo que batiendo significativamente la debilidad esperada. En cuanto a las nuevas áreas de poder que son los gigantes tecnológicos, Google o Amazon han seguido los pasos acertados de Facebook en lo que a resultados se refiere.

Buen fin de semana.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com