En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Los márgenes por los tipos de interés no tienen viso de mejora

Los márgenes por los tipos de interés no tienen viso de mejora

Comparte este post:
El gigante comunista permitiría a los gobiernos locales emitir bonos para proyectos de infraestructuras

Trump ya tiene nuevo enemigo: el euro. Bueno, el euro, y cualquier otra divisa. Ya que según él todas las divisas están en niveles artificialmente bajos contra el dólar.

¿Dónde ha quedado lo de querer tener un dólar fuerte símbolo de la hegemonía económica de EE.UU.? Ahora parece que se está dando cuenta de que la guerra comercial está provocando un flujo monetario hacia activos refugio, los cuales, en mayor parte, están denominados en dólares. Provocando la apreciación del dólar. Y esto que puede mermar la competitividad de la economía estadounidense. También volvió a criticar a la Fed por mantener los tipos altos y reducir el balance.

Por suerte para los inversores los nuevos planes de estímulos monetarios de China, impulsaron ayer a los sectores manufactureros y tecnológicos. Según los rumores, el gigante comunista permitiría a los gobiernos locales emitir bonos para proyectos de infraestructuras. Por lo pronto, los índices ya se encuentran cerca de los niveles previos a la caída de mayo, sobre todo los americanos. También ha ayudado a que los inversores estén dispuestos a asumir más riesgos de la resolución comercial entre México y Estados Unidos.

El sector que parece no levantar cabeza es el bancario. Las expectativas que están generando los bancos centrales en un cambio de su discurso hacia una mayor acomodación, con la posibilidad de reanudar el QE e incluso bajar más los tipos de depósito en el caso concreto del BCE en caso necesario no ayudan. El sector tendrá que seguir reduciendo costes o aumentando el cobro de comisiones si quiere aumentar beneficios, ya que los márgenes por los tipos de interés no tienen viso de mejora.

Por último, la renta fija sigue disminuyendo la rentabilidad ofrecida a futuro. Da igual el plazo o la emisión, sólo las empresas con grandes problemas corporativos o de credibilidad de pago ofrecen ya rentabilidades por encima de la inflación. Pero, mientras el entorno no varié, los que ya tenemos posiciones en el activo nos beneficiaremos la de la escasa oferta de emisiones de calidad y la creciente demanda por el activo.

Jorge González Gómez
Dirección de Inversiones

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario