BLOG
12/07/2016 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Los británicos son diferentes a los europeos

Los británicos son diferentes a los europeos

Buenos días.

Los británicos tienen algo que les puede hacer efectivamente diferentes a los europeos… continentales.

En veinte días han sido capaces de votar por abandonar la Unión Europea con las consecuencias que eso acarrea, decapitar a todas las figuras prominentes del panorama político y tener apalabrada para mañana la sustitución de la jefatura del Gobierno. Porque con Theresa May, eurófila a la par que férrea defensora del resultado del referéndum, se pueden acortar los plazos del brexit y con ello la incertidumbre.

Sabido es que todos vamos a pagar esta decisión en mayor o menor medida. En el caso del Reino Unido son tantas las estimaciones económicas que cuesta quedarse con una sin echarle un ojo a la de al lado. Aquí, en lo que todavía es mercado común, la misma Comisión Europea que previsiblemente multará a España por incumplir las promesas de déficit, calcula que el coste del proceso de desconexión será de medio punto del PIB. Y luego, aparentemente en otro mundo, está EEUU. Wall Street está empeñado en volver a romper nuevos máximos históricos mientras el Treasury a diez años intenta lo propio en cuanto a rentabilidad mínima. Pero más sorprendentes son las primeras declaraciones de los miembros más ortodoxos de la Reserva Federal, que una vez asimilado el brexit, empiezan a realizar las primeras declaraciones sobre el proceso, no abandonado ni olvidado, de subidas de tipos.

Como la economía misma, la periferia europea sigue una fase de ciclos que siempre se cumplen. De Grecia pasamos a Portugal, de Portugal a España y desde aquí a Italia. Suerte está teniendo de momento la banca transalpina de que los inversores estén aprovechando las gangas destapadas en la bolsa a raíz del referéndum británico, pero esto no puede durar eternamente. Porque las dudas sólo crecen a pesar de que la vasta cantidad de préstamos en riesgo de mora era conocida desde hacía tiempo, aunque los mercados siempre nos pueden hacer pasar de ángeles a demonios sin siquiera darnos cuenta.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga

Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com