BLOG
16/03/2020 AUTOR: Jorge González Morning meeting

Los bancos centrales se coordinan para garantizar la liquidez

Marzo era el primer mes del antiguo calendario romano, y aunque el año empezaba el día 1, era el día 15 la fecha en la que se celebraba con entusiasmo por el pueblo. Era el día en que se produjo el asesinato de Julio César. Y ayer, 15 de marzo, fue el día en que los bancos centrales asestaron su último golpe a la ortodoxia financiera, o el día que decidieron que no tocaba un cambio de ritmo en la política monetaria, a ver si así consiguen salvar el año y el daño que está produciendo la crisis sanitaria a la economía.

Como decíamos, ayer, los bancos centrales anunciaban una acción coordinada para garantizar la liquidez. El Banco del Canadá, el Banco de Inglaterra, el Banco del Japón, el Banco Central Europeo, la Reserva Federal y el Banco Nacional de Suiza anunciaron anoche un plan para facilitar liquidez en dólares. Además, Australia lanzará mañana un QE, Japón ha adelantado su reunión mensual y ha anunciado también que amplía su programa de compras. Pero la Fed no se quedaba ahí: acompañará con una nueva rebaja de los tipos de interés desde el 1-1,25% hasta el 0-0,25%, y compras de activos por valor de 700.000 millones de dólares de bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas. Además, facilitará préstamos a la banca para que el crédito fluya a empresas y familias.

Las prohibiciones gubernamentales como consecuencia de la rápida propagación del coronavirus están teniendo un impacto negativo muy significativo en la capacidad de las empresas europeas y, pronto, en las americanas. En China, hemos conocido estos días el desplome de la producción industrial y de las ventas minoristas.

Con la que esta cayendo parecen hasta lógicas las fuertes caídas de los mercados europeos durante la semana pasada (-20%). Por su parte, tras declarar Trump el estado de emergencia, el mercado americano reaccionaba al alza a última hora del viernes y acaba suavizando las caídas del lunes y jueves.

En el mercado de bonos, el título alemán a diez años subía moderadamente en rentabilidad hasta un tipo del -0,55%, mientras el español se recuperaba del varapalo del jueves. El treasury americano a 10 años, a su vez, se fue acercando otra vez al 1%, pero con las nuevas medidas de la Fed, lo normal es que su rentabilidad acabe por desplomarse.

Hoy, mañana y el resto de la semana todo el mundo estará atento al coronavirus, dejando de lado las publicaciones macroeconómicas, que ya se han quedado más que desfasadas.

Buen día, mucho ánimo y quédense en casa.

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com