BLOG
15/01/2024 AUTOR: Jorge González Morning meeting

«Lo peor ya pasó»

después de la tormenta

Subidas generalizadas tanto el viernes como en el conjunto de la semana. En los últimos días, destacó el magnífico desempeño del Nikkei, hasta ahora el gran ganador de este 2024 junto con, nuevamente, el Nasdaq. La renta variable mundial se mantuvo firme en la semana, a pesar del repunte de los precios al consumo en Estados Unidos y de los ataques de represalia de las fuerzas estadounidenses y británicas contra las milicias hutíes en Yemen. Los bombardeos se produjeron en respuesta a los repetidos ataques contra la navegación comercial y las fuerzas navales estadounidenses en la región, lo que provocó que el precio del barril de crudo Brent superara los 78 dólares. El rendimiento de los principales bonos se relajó, y el Treasury cerró la semana por debajo del 4% (3,93%), mientras que el bund se situó en 2,18%.

 

Los rendimientos y diferenciales de la renta fija han cotizado algo más débiles en el inicio del nuevo año, tras un excelente final de 2023. Durante los meses de noviembre y diciembre, el Global Aggregate Bond Index registró una rentabilidad de casi el 10%, convirtiéndose en el mejor bimestre desde 1990. Este rendimiento se produjo gracias a la reducción de los tipos de interés y a los mensajes de los bancos centrales que señalaron posibles recortes de tipos en el futuro durante 2024.

 

Desde nuestro punto de vista, sabiendo que el mercado descuenta una fuerte reducción, vemos mucho margen para la decepción por parte de la Fed, el BCE y el Banco de Inglaterra. En EE.UU., la economía sigue creciendo a un ritmo saludable y, dado que la actividad del mercado inmobiliario se ha visto estimulada por la reciente bajada de los tipos hipotecarios, no creemos que el FOMC tenga prisa por recortar el precio del dinero. Además, el nuevo año nos ha traído un repunte más elevado de lo esperado del IPC norteamericano de noviembre.

 

Estrategia 2024

Informe mensual - Tressis visión

 

Es cierto que ahora mismo todo apunta a recortes de tipos, pero ¿y si algo cambiara en el futuro? Aunque es cierto que el viernes conocimos que las operaciones de repos inversas por parte del Banco de la Reserva Federal de Nueva York cayeron el jueves a su nivel más bajo en un año. Estas operaciones alientan a los bancos a colocar dinero en la Reserva Federal, drenando así los activos del sistema bancario y enfriando el crecimiento y la inflación. Esto podría sugerir que el programa de endurecimiento cuantitativo de la Fed, una herramienta contractiva, podría desacelerarse pronto y finalmente llegar a concluir.

 

Aquí en Europa, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, dijo en una entrevista en la televisión francesa que pensaba que «lo peor ya había pasado» en la batalla para reducir la inflación. También afirmó que los tipos de interés probablemente habían alcanzado su punto máximo. «Creo que los tipos, salvo más shocks o datos inesperados, no seguirán subiendo», dijo. «Y si ganamos nuestra lucha contra la inflación, y si estamos seguros de que la inflación estará en el 2%, en ese momento los tipos comenzarán a bajar». Sin embargo, se negó a decir cuándo ocurrirían estos recortes. Por su parte, la semana trajo el inicio no oficial de la temporada de resultados, con los cuatro bancos más grandes de Estados Unidos —JPMorgan Chase, Citigroup, Bank of America y Wells Fargo— informando de sus cuentas del cuarto trimestre el viernes.

 

Hoy no tendremos referencias del mercado norteamericano debido al festivo por el Día de Martin Luther King, Jr., pero sí que conoceremos importantes datos macroeconómicos europeos como la balanza comercial o la producción industrial de noviembre de la eurozona. Además, tenemos que digerir la victoria electoral de Lai Ching-te en las elecciones presidenciales de Taiwán. La victoria del Partido Democrático Progresista, contrario a Pekín, puede ser el detonante de una nueva crisis entre Estados Unidos y China. Un año especialmente importante para la principal potencia económica del mundo debido a las elecciones de noviembre, cuyas primarias tendrán su primer capitulo hoy en Iowa.

 

Esta semana tendremos otro punto clave de la política americana. El líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer, y el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, llegaron a un acuerdo sobre los gastos el fin de semana pasado, antes de que expire el 19 de enero un proyecto de ley de financiación temporal de la Administración. Después de varias renuncias y jubilaciones a finales de 2023, la mayoría republicana de Johnson se ha reducido a un solo voto, lo que le deja poco margen de maniobra y le da a cada diputado una enorme influencia para impulsar sus prioridades legislativas. A solo unos días de que se agoten los fondos, parece probable que se apruebe otra prórroga hasta el 1 de marzo porque aún se están discutiendo los detalles de algunas partidas presupuestarias.

 

Buena semana.

 

Jorge González Gómez
Director de Análisis

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 020 274
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com