BLOG
22/12/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Les deseamos feliz Navidad y feliz 2015

Buenos días.

Entrando en la semana de Navidad, de actividad tradicionalmente algo más reducida en los mercados, esto se contagia también al calendario macroeconómico por la escasez de indicadores. Así, los factores dominantes de los últimos meses, petróleo y sus consecuencias, macro y política en Europa, o los mensajes de los bancos centrales, van a ser los temas candentes de aquí a que cierre un año marcado por la volatilidad. Y también a que con ellos abra 2015.

Con los precios de los barriles West Texas y Brent estabilizados en la horquilla de los 55 y 60 dólares, respectivamente, al menos parece que la calma se ha instalado en los activos directa o indirectamente relacionados, y en algunos casos les permite respirar. Entretanto, la OPEP se esfuerza por echar balones fuera en el desplome del crudo, acusando a los países no miembros del mismo por su falta de colaboración. Y a los especuladores, ese término tan recurrente y difuso.

Mientras que EEUU sigue a lo suyo, es decir, creciendo y con preocupaciones radicalmente distintas a las de aquí, en Europa los acontecimientos siguen su curso. La macro alemana, que tanto daño hizo hasta octubre, se recupera con cada nuevo dato ayudando a creer en una mejora de la actividad. Lo último, la confianza del consumidor Gfk alcanza máximos de 8 años, así que a partir de ahí que cada cual interprete. En relación a Grecia, con la vista puesta en la tercera votación de la semana que viene, el primer ministro Samarás ha ofrecido la creación de un Gobierno de concentración para salvar la cara y evitar que el miedo se apodere de los acreedores y los inversores, con las consecuencias que eso traería.

Dólar y deuda europea son otros de los activos cuyo comportamiento está siendo sorprendente en el más moderado de los casos. Algo menos en el del tipo de cambio a la vista de la divergencia en materia monetaria, pero ver el 10 años alemán por debajo del 0,6%, el español cerca del 1,6%, el portugués en el 2,67% o el francés alrededor del 0,9% es algo que pocos se atrevían a aventurar no hace doce meses, seguro que menos. Inflación a la baja con un previsible QE a la vuelta de la esquina como explicación.

Antes de despedirnos hasta el año que viene, les deseamos suerte con la Lotería teniendo presente el verdadero y claro ganador en tiempos de ajuste fiscal, la Hacienda española.

Ahora sí, les deseamos feliz Navidad y feliz 2015.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com